CASA REAL ESPAÑOLA

El PP y el PSOE no quieren a Doña Cristina

Imputada y pendiente de la fecha del juicio oral que la sentará en el banquillo no tiene intención de hacer ningún gesto relacionado con su renuncia dinástica
Foto: La infanta Cristina, en una fotografía tomada en Washington en 2011 (Gtres)
La infanta Cristina, en una fotografía tomada en Washington en 2011 (Gtres)

La infanta Cristina, imputada en el 'caso Nóos' y pendiente de la fecha del juicio oral que la sentará en el banquillo de los acusados junto a su marido Iñaki Urdangarin, no tiene por ahora intención de hacer ningún gesto relacionado con su renuncia dinástica. Sigue considerando que su situación es injusta, que hay una caza de brujas y que se la está utilizando como elemento ejemplarizante ante la corrupción que ha imperado en España en la última década. Antes también la hubo, pero no a los niveles institucionales que se descubrieron después.

Y, sobre todo, nunca un miembro directo de la Corona se había beneficiado tanto de su posición en el organigrama de la jefatura del Estado. No hay que olvidar que la infanta Cristina es y será siempre hija y hermana de rey y, por lo tanto, es más un gesto que una realidad. Cuando por fin tome en consideración las peticiones que le hizo primero su padre y después su hermano en el sentido de renunciar a unos derechos de cuna, su realidad personal no variará porque seguirá con ciertos privilegios precisamente por ser Cristina de Borbón y Grecia. De hecho, a cualquier otro trabajador en su situación le hubieran rescindido el contrato en La Caixa.

La infanta Cristina y Don Felipe el pasado mes de marzo en Grecia (Gtres)
La infanta Cristina y Don Felipe el pasado mes de marzo en Grecia (Gtres)

Pero si hasta ahora las recomendaciones éticas venían del círculo familiar, de medios periodísticos y líderes de opinión, ese círculo ya se ha traspasado. Cada vez hay más voces relacionadas con los partidos políticos de mayoría parlamentaria que exigen un gesto de humildad que opaque esa prepotencia de la que aparentemente hace gala Cristina, quien prefiere ser señora Urdangarin con prerrogativas genéticas. El PP, en boca de su portavoz, Rafael Hernando, ya se ha posicionado y ha asegurado que “la infanta debe reflexionar con respecto a sus derechos dinásticos”.  Antes, fue Pedro Sánchez quien realizó esta petición. Es de las pocas veces que los dos partidos se ponen de acuerdo en un tema público. Ni PP ni PSOE quieren a la infanta invisible.

En Vena

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Hasta el ultimo Hombre Trailer Oficial Subtitulado
Dirk Gentlys Holistic Detective Agency | official trailer (2016) Elijah Wood Douglas Adams SDCC
Highlights: Real Madrid-Zalgiris Kaunas