La oportuna gastroenteritis de Tamara Falcó

La presencia de la hija de Isabel Preysler en un acto que tenía firmado había suscitado una gran expectación. Las preguntas estaban claras. Pero tal vez no fuera ni el momento ni el lugar para hablar de ello

Foto: Tamara Falcó, en una imagen de archivo (Gtres)
Tamara Falcó, en una imagen de archivo (Gtres)

Tamara Falcó no se encuentra en su mejor momento físico y parece que tampoco anímico. Desde hace varias semanas, se había anunciado su aparición en un acto promocional de la firma Schweppes para este jueves a las ocho de la tarde. Este trabajo estaba contratado antes de que su madre Isabel Preysler diera el campanazo por su relación afectiva con Mario Vargas Llosa. Los amores clandestinos pasaron a ser públicos a través de las imágenes publicadas en ¡Hola!, revista a la que la propia Tamara ha definido siempre como “nuestra álbum familiar”.

Tamara sabe manejar sus entrevistas y a pesar de su aparente ingenuidad nunca dice nada que no tenga controlado. En este aspecto tiene las tablas de su madre, más que las de Carlos Falcó. Sin embargo, parece que esta vez no las tenía todas consigo. La hija del marqués de Griñón ha cancelado la cita laboral con menos de veinticuatro horas de antelación presentando un justificante médico. “No se encontraba bien desde hace unos días con una gastroenteritis que la ha dejado muy floja. Y no ha mejorado en este tiempo”, explican desde su entorno a Vanitatis. La pregunta que cabe ahora es por qué tardó tanto en comunicar ese malestar que la impide hoy estar frente a los periodistas convocados para el acto. En su lugar acudirá Elsa Pataky, quien mantiene un perfil saludable pero, sobre todo, menos líos familiares.

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa en la portada de '¡Hola!'
Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa en la portada de '¡Hola!'

El caché de la hija de la reina de corazones es alto y ronda los 6.000 euros como mínimo. Ante la noticia bomba de los amores de su madre con Vargas Llosa, este precio podría incluso triplicarse, pero al haber firmado previamente un contrato, esos cambios no son posibles. Y Tamara es muy seria para sus cosas.

Tamara ha sido siempre una chica muy abierta y positiva, y puede ser que le afecte el hecho de que en estos momentos no se encuentre con su vida afectiva de pareja resuelta. Su amistad con Enrique Solís se mantiene en el mismo punto y hay pocas posibilidades de que varíe. El hijo de Carmen Tello y el marqués de la Motilla es un chico educado y encantador que tiene en estos momentos sus prioridades en el ámbito laboral con la inauguración de varios hoteles. Acaba de cumplir 25 años y por ahora tampoco tiene necesidad de comprometerse, aunque Tamara podría ser la pareja ideal.

La oportuna gastroenteritis de Tamara Falcó
En Vena

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios