Malas Lenguas

MALAS LENGUAS

Los nietos del Rey, como el de la Pantoja

En un nuevo intento de tapar las bocas de los atrevidos periodistas, que han comenzado a hablar sin pelos en la lengua sobre algunos aspectos concernientes
Foto: Los nietos del Rey, como el de la Pantoja
Los nietos del Rey, como el de la Pantoja
Fecha

En un nuevo intento de tapar las bocas de los atrevidos periodistas, que han comenzado a hablar sin pelos en la lengua sobre algunos aspectos concernientes a la Casa Real, (porque de otros, por el momento, es imposible), la noble institución ha decidido tirar de la ley, esa que es igual para todos, y amenazar con demandar a aquellos medios que se atrevan a publicar una foto de los hijos de la Infanta Cristina.

Esa misma Casa Real que guarda con celo cierta información y cuyo gabinete de prensa se encuentra a años luz de lo que sería un despacho moderno de comunicación, ha levantado el teléfono para lanzar un ‘aviso a navegantes’. Un hecho sin precedentes hasta la fecha, cuya finalidad me temo va mucho más allá de proteger a unos menores.

Para empezar, si Don Iñaki está alejado de la institución por sus problemas judiciales y él es el padre de las criaturas, no tiene mucha lógica que sea Zarzuela la que advierta de esta manera sobre las posibles medidas legales. Hasta la fecha, el matrimonio era un bloque compacto. Ahora Doña Cristina es institución, al igual que sus hijos, e Iñaki queda fuera de juego, sin ejercer él mismo un derecho que como padre le corresponde. Aquí o somos de la Familia Real o somos del resto de los mortales, a no ser que se utilice el resorte del gabinete de prensa de Zarzuela con la excusa de reclamar un derecho legítimo, cuando lo que se pretende de manera solapada es advertir que no aprueban la manera con la que se está informando sobre imputaciones, privilegios, Corinnas, libros prohibidos y relaciones familiares poco idílicas.

Hasta el momento, bastaba con una llamada y la mayoría de los medios se apeaban de un carro peligroso llamado libertad de información. Ahora la estratagema es utilizar el mismo argumento que algún famoso de turno que reclama, con todo el derecho del mundo, que no retraten a sus cachorros.

No es el primer intento ni será el último. Ya el abogado de la Infanta Cristina salió ‘por peteneras’ alegando aquello de que pedir la declaración de la renta de la hija del Rey era atentar contra su intimidad. Medidas desesperadas, que denotan el temor a la transparencia y que demuestran no tener una salida clara para el “Caso Urdangarín”. Si con esto pretenden que los fotógrafos dejen de hacer guardia a las puertas de Pedralbes, bastará con pixelar o desenfocar los rostros de los niños, como se hace con el hijo de Paquirrín, pero los periodistas seguirán los pasos del exduque de Palma porque sigue siendo noticia aunque le pese mucho esta mochila vacía de privilegios.

La pregunta ahora es qué hacer con el resto de los nietos del Rey. ¿Estas medidas afectan por igual a las infantitas, a Froilán, y a Federica? ¿Se establecerán diferencias entre ellos, dando al traste con la famosa frase de ‘todos iguales ante la ley’? ¿Tienen menos derecho el resto de descendientes por el hecho de que sus padres no estén imputados? No sé si a estas horas Casa Real tiene respuesta para estas incógnitas o, una vez más, andarán improvisando.

#4
Compartir
3 Completamente de acuerdo con su comentario. Los niños siempre son inocentes y si hay algo repugnante en este mundo es hacerles sufrir la culpa que no tienen, porque ningun niño es culpable jamás.
Ampliar comentario
#3
Compartir
En algo puedo estar de acuerdo con lo que ustede escribe, y es el mal funcionamiento del departamento de prensa [ el mismo que deberia haber comunicado las razones de la no asistencia de ningún miembro al enlace de Suecia, y evitar articulos penosos y sospechas infundadas como hacia ayer la tal Barrientos, señora que por cierto, hoy no tiene ningún comentario en su articulo, pues está claro que no interesan salvo que se traten de la Princesa de Asturias. Dicho esto señora articulista, obvia usted interesadamente el proceso judicial, y que es sobre todo la ultima información aportada por el exsocion del jugador del talonmano], lo que ha llevado a esta petición, pues ademas del saqueo hay que unir esas otras relaciones. No creo que tanto le cueste a usted reconocer que esos niños son víctimas, y que no puede más adelante recibir insultos por culpa de su padre. Lo demás es mala baba, de verdad, a mi su articulo no me engaña.Los menores deben estar siempre protegidos y si es de periodista de su clase y de la tal Barrientos, mejor que mejor. Creo que su endiosamiento le hace creer que todos los españoles necesitamos saber algo de estos niños, y no , no es asi. saludos.
Ampliar comentario
#2
Compartir
No tiene razón quien escribe esto, al menos desde mi punto de vista. Esos niños tienen el derecho de ser protegidos incluso de los desmanes de sus padres. La obligación de protegerlos es del Estado y de todos nosotros. Exactamente igual que a cualquier otro menor inocente cuyos padres estén acusados de cualquier delito. Que sean nietos del Rey no les priva de sus derechos.
Y los derechos de los niños son los más importantes y no se pueden violar simplemente por la avaricia de los editores de prensa amarilla.
Que sean nietos del Rey debería protegerles, lo cual ha hecho con toda lógica la Casa Real. No es su actitud digna de reproche, sino todo lo contrario. Malo sería que unos abuelos y tíos honorables no protegieran con todas sus armas a los niños de su familia, por mucho que hayan hecho los padres de dichos niños.
Ampliar comentario
#1
Compartir
Si es un evento real es lógico que les hagan fotos pero si es algo privado pues no. Yo no quiero que les saquen fotos de la escuela, paseando por la calle, jugando con sus amigos, etc. pues esa es su vida privada. A Kate de Inglaterra la respetan y sólo la fotografían cuando ella quiere y lo mismo con las otras familias europeas. Hemos pasado de no hablar de ellos a querer saber qué hacen en el cuarto de baño.
Ampliar comentario