Razones por las que es importante saber si es tu novio de verdad

A estas alturas parecía innecesario tener que preguntarlo, pero si te despistas y no planteas el '¿qué somos?', pueden pasar meses antes de enterarte de que en realidad no tienes pareja

Foto: Un clásico: Harry, en el momento en el que se da cuenta de que tienen que tener 'la charla'.
Un clásico: Harry, en el momento en el que se da cuenta de que tienen que tener 'la charla'.

Yo creía que a partir de los 15 años, la terrible pregunta de '¿qué somos?' sería innecesaria. Sí, pensaba, ilusa de mí, que los hechos hablarían por sí solos y que tu situación sentimental quedaría clara sin necesidad alguna de hacer esta incómoda pregunta. Pero ¿sabéis qué? Me he dado cuenta de que sigue siendo necesario preguntarlo incluso cuando todo parece indicar que tienes una relación seria. Porque resulta que si no llamas a las cosas por su nombre, las cosas carentes de identificación te pueden estallar en la cara con nombres que hasta entonces jamás habías escuchado.

Hay veces que creemos que el haberte ido de vacaciones con tu posible pareja –como en adelante nos referiremos a él– es una señal inequívoca de que es tu –pausa dramática– pareja. O el haber conocido a sus padres y amigos. Porque a ti no se te ocurriría llevar a tu posible pareja a casa de tu madre en Navidad si no es tu pareja, ¿verdad? Pues mucho cuidado, querida. Todo parece indicar que sois novios, pero, ¡oh, maldito destino!, si no habéis tenido la maldita charla destinada a llamar a las cosas por su nombre –sea cual sea este–, no puedes dar nada por hecho.

Porque de repente, de la noche a la mañana, te sorprenderás preguntándole si va a hacer algo este verano con la esperanza de que te pregunte si hacéis algo juntos. Ahí te das cuenta, sin aviso previo, de que no sois nada. Bueno, sí: sois dos personas sin relación alguna más allá de las sábanas. Y es entonces cuando decides hablar con él y te suelta lo que mas temías: que no busca nada serio.

Te enfadas e intentas entender si el haber estado medio año durmiendo juntos tres días a la semana, haciendo escapadas de fin de semana, yendo al cine y tomando cañas con sus amigos no quería decir nada. Descubres que hombres y mujeres tenemos, parece ser, una forma tan diferente de ver las cosas que es necesario hablar para desentrañar en qué situación os encontráis. Porque lo que para ti era indudablemente un romance, para él era una aventura pasajera. ¡Ouch! Lo sé: duele. Y te espera un verano lleno de tiritas.

Lo suyo habría sido que te hubiera dicho –le contarás a tu amiga ante una botella de vino– meses antes que lo vuestro no era nada serio, más que nada porque tú te estabas haciendo ilusiones e incluso ya te referías a él ante tus amigos como “mi novio”. Pues NO. No era tu novio. ¿Te acuerdas de ese domingo en el que estabais paseando por El Retiro y pensaste en preguntarle lo de '¿qué somos?' y decidiste: “NO HACE FALTA, es evidente que somos novios”? Pues tendrías que haberlo hecho. Para comenzar, porque al oír esa pregunta él se habría lanzado a las aguas del estanque. Para continuar, porque te habría aclarado que no quiere nada serio y, aunque duele, nunca está de más saberlo. Para terminar, porque así no habrías perdido meses con una persona que no quería lo mismo que tú. Saca el Betadine… porque lo vas a necesitar.

Conclusión: la pregunta parece digna de 'Al salir de clase', pero es necesaria. Ahorra disgustos (aunque cuando te dicen que no sois nada, tú solo quieres responder un 'te equivocas: yo soy mucho y tú imbécil') y, sobre todo, tiempo. Cuesta preguntarlo, pero hazme caso: haz la pregunta. Y te digo lo mismo si eres tú la que no quiere nada con él: nunca está de más decirlo. La verdad no es mi mejor amiga, pero en estas situaciones, por mucho que duela, es harto necesaria. Y lo dice alguien repleta de Betadine, de tiritas y de vacaciones difusas.

'Antimanual de autodestrucción amorosa' (ed. Aguilar) es el primer libro que publica la periodista Marita Alonso, quien se ha convertido en nuestra consultora semanal en cosas de amor, desamor, sexo y otras dichas y desdichas. Plantéale tus preguntas e intentará darles respuesta.

En la cama con Marita

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios