Massana: un magnífico restaurante a la sombra del Celler de Can Roca

Producto sobresaliente, en preparaciones sensatas y presentaciones actualizadas, es la base sobre la que Pere Massana ha construido un proyecto que lleva 30 años siendo una referencia en Gerona

Foto: Restaurante Massana.
Restaurante Massana.

Gerona es una de las regiones más interesantes de España gastronómicamente hablando. Las posibilidades son tan amplias que dan para desaparecer una buena temporada por muchos de sus rincones. Desde estrellados como Les Cols -o su segunda marca en el hotel Mas de Torrent- a Miramar, pasando por templos de la caza, el producto y el recetario local (a veces, en extinción) como son Els Tinars, Ca L´Enric, El Roser 2 o el mítico motel Ampurdán. Estos son solo algunos de los lugares más destacados que todo buen aficionado a la gastronomía debería visitar. Todos ellos tienen en común estar fuera de Gerona capital, donde comer bien parece más complicado y donde el 'boom' del turismo ha hecho florecer muchos negocios en los que reponer fuerzas, pero con escaso interés gastronómico. Creo que el Celler de Can Roca debería ayudar a hacer brillar a algún vecino más aunque, afortunadamente, hay uno que existe desde hace 30 años, tiene una estrella Michelin y por algún motivo que no alcanzamos a entender, se habla muy poco de él. Error. Pere Massana desarrolla una cocina de mercado convenientemente puesta al día, con una despensa preferentemente local y productos de calidad sobresaliente.

Pere Massana.
Pere Massana.

No espere alharacas ni florituras. Acomódense en la acogedora y comodísima sala, con un espacio entre mesas que invitan a pensar en qué momento las mesas apiñadas o peor aún corridas, empezaron a ser tendencia. Pidan un aperitivo y empiecen a salivar con una carta tan corta como sugerente. Los mejillones en escabeche de la casa ya son toda una declaración de intenciones. Nosotros comenzamos con una ensalada de bogavante, algo tan 'vintage' como apetecible y dimos palmas con el magret de pato ahumado con peras que ya estaba en la carta del año 1986. Desde aquí invitamos a Pere a que rescate también un icónico y sublime escabeche de paletillas de conejo con el que este gato aún sueña de vez en cuando.

Restaurante Massana.
Restaurante Massana.

Los platos principales siguen la misma tónica. De quitarse el sombrero la anguila del Delta del Ebro con lentejas beluga y callos de bacalao. Simples y el mejor ejemplo de producto posible, las gambas de Palamós a la sal o las espardeñas a la plancha, platos que ya conocíamos y permanecen inmutables en carta. El capítulo dulce es igualmente notable y se agradece la pequeña selección anexa de vinos dulces (Tokaj, Porto,…) por copas con los que prolongar la sobremesa devorando los abundantes petits-fours con los que se agasaja al comensal al final de una la velada.

Restaurante Massana.
Restaurante Massana.

La carta de vinos es suficientemente generosa, aunque los precios podrían ser algo más amables para invitar a beber (con moderación, eso sí). El servicio, tan discreto como eficaz redondea una experiencia que sin duda es altamente recomendable y la mejor opción de Gerona capital, Celler de Can Roca mediante.

Restaurante Massana.
Restaurante Massana.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Los Gastrogatos

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios