El Chascarrillo

EL CHASCARRILLO

Otros Goya para José Ignacio Wert en Málaga: pulla de Aura Garrido y encontronazo con Candela Peña

José Ignacio Wert ya sabe que allá donde se cite con el gremio del cine siempre va a ser recibido con abucheos. Es algo casi inherente
Foto: Otros Goya para José Ignacio Wert en Málaga: pulla de Aura Garrido y encontronazo con Candela Peña
Otros Goya para José Ignacio Wert en Málaga: pulla de Aura Garrido y encontronazo con Candela Peña
Fecha

José Ignacio Wert ya sabe que allá donde se cite con el gremio del cine siempre va a ser recibido con abucheos. Es algo casi inherente al cargo. Por eso cuando acudió a Málaga el pasado sábado para apoyar el Festival de cine de la ciudad posó con su mejor sonrisa ante los fotógrafos y capeó el temporal como pudo. También aguantó la pulla que le lanzó la presentadora de la gala, Aura Garrido.

"Gracias al ministerio por apoyar el Festival de Cine de Málaga. Que no al cine y a la cultura", dijo la actriz de series como Crematorio o Ángel o Demonio ante un tímido aplauso de la sala. No hay que olvidar que en Málaga gobierna el PP.

Sin embargo, todavía le quedaba un trago aún más fuerte. Y es que, tras la proyección de la primera película a concurso, Ayer no termina nunca, de Isabel Coixet, el ministro se reencontró con Candela Peña, muy crítica en la pasada ceremonia de los Goya. 

No obstante, para hacer más llevadero el encontronazo, allí estaban la propia Coixet, el alcalde de Málaga, Paco de la Torre, el concejal de cultura o la guapísima Juana Acosta, miembro del jurado de la sección latinoamericana. 

Wert y Peña intercambiaron alguna palabra, pero nadie pudo escuchar el contenido de esa interesante conversación. No se sabe si charlaron sobre la crisis de los hospitales públicos, el paro en el gremio del cine o del tiempo, pero lo cierto es que Wert puso la misma cara de circunstancias que usa siempre que acude a este tipo de actos. Y enseguida cogió las de Villadiego y huyó del lugar. 

El Chascarrillo
#1
Compartir
La verdad es que cada vez me fascina más la osadía de toda una estirpe de mediocres caraduras que ya consideran obligación y derecho adquirido el vivir de la subvención a espaldas de los gustos del espectador [¡pero no de su dinero!].
Que aprendan a hacer más cine de calidad y menos panfleto infumable.
Ampliar comentario