El Chascarrillo

EL CHASCARRILLO

El kiosco rosa 'desafía' a la Casa Real

El pasado vienes, una llamada desde el gabinete de comunicación de Zarzuela alertaba a varios medios de comunicación de que si publicaban imágenes de los hijos
Foto: El kiosco rosa 'desafía' a la Casa Real
El kiosco rosa 'desafía' a la Casa Real
Fecha

El pasado vienes, una llamada desde el gabinete de comunicación de Zarzuela alertaba a varios medios de comunicación de que si publicaban imágenes de los hijos de los duques de Palma se iniciarían medidas legales contra ellos. Tres días después, el kiosco rosa ha adelantado sus portadas al lunes para informar con detalle sobre la boda real que tuvo lugar este sábado en Suecia entre la princesa Magdalena y Christopher O’Neill. Pero en sus páginas interiores también recogen el octavo cumpleaños de Irene Urdangarin en un reportaje gráfico en el que aparece junto a sus tres hermanos. El problema reside en que no todas las revistas se han mostrado proclives a pixelar el rostro de los menores, desatendiendo la ‘sugerencia’ de la Casa del Rey.

A partir de ahora, los hijos de los duques de Palma lucirán un recuadro pixelado sobre su rostro en las revistas del corazón, siempre y cuando no estén presentes sus progenitores. Bajo ala amenaza de ser demandadas si esto no se cumple, revistas como Love han preferido decorar las facciones de los Urdangarin con unos antiestéticos píxeles ocultando sus ojos, mientras que otras como ¡Hola! o Lecturas directamente han decidido no dar cobertura este acontecimiento familiar de sus páginas. No ha sido el caso de Diez Minutos y Pronto, que muestran nítidamente las facciones de los nietos del Rey sin previo paso por el Photoshop.

Vanitatis se ha puesto en contacto con estas dos cabeceras y ha recibido versiones enfrentados sobre el motivo que les ha empujado a 'desafiar' a Zarzuela. Mientras que Diez Minutos reconoce que recibió la solicitud de Casa Real, Pronto mantiene que no tiene noticia alguna de esta iniciativa tomada por el gabinete de prensa de los Borbón. Así que, ya sea por desconocimiento, despiste o ‘desafío’, los hijos de los duques de Palma han salido al kiosco sin añadido alguno sobre sus caras.

Con el palacete de Pedralbes como telón de fondo, los paparazzi inmortalizaron este miércoles a los hijos de la infanta Cristina celebrando el cumpleaños de Irene, única fémina de la prole de los Urdangarin, al que también acudió la reina Sofía. Varias imágenes de los pequeños con su abuela aparecieron en diversos medios de comunicación y esto desató la ira de Casa Real, que decidió levantar el auricular y telefonear a los responsables de dichas instantáneas.

A pesar de que Zarzuela no ha querido hacer declaraciones al respecto, confirma que se puso en contacto con algunas redacciones para frenar la publicación de dichas fotografías amparándose en la Ley del Menor. No es la primera vez que llevaron a cabo una empresa similar. La polémica que provocó el accidente de escopeta de Froilán se intentó silenciar prohibiendo publicar fotos del menor, aunque en esa ocasión los medios dieron prioridad al rigor informativo frente a las pretensiones del gabinete de comunicación.

#5
Compartir
2 y 4, por favor, podrían elevar este mensaje hasta los oídos de Letizia, a ver si se da por enterada?? Gracias!!
Ampliar comentario
#4
Compartir
2 me he sorprendido lo que ha escrito y me he vuelto a leer la Constitución Española y la verdad, no encuentro el articulo que hace referencia a lo que vd. Indica., eso de que ...... &034;Según la Constitución, esos niños están en el orden de sucesión de la Corona, luego son personas de interés público no protegidas por la Ley del menor.&034;
Me puede indicar cual es el articulo que ampara su comentario.
Ampliar comentario
#3
Compartir
4 estoy de acuerdo, pero a donde deberian ir no es a Londres, es a la carcel.




Ampliar comentario
#2
Compartir
2 Totalmente de acuerdo, los nietos de los reyes tienen que aparecer en actos públicos ya que son herederos, cada cargo con su carga, bien que el mangarín expuso a sus hijos en la final de balonmano contra Dinamarca para que el huevones pudiera ir a pata suelta .Si quieren que sus hijos pasen desapercibidos que renuncien a títulos y privilegios y se vayan a Londres donde La Caixa le ha hecho a la Cristina un trabajo a su medida. Mientras el que sembró tormentas que recoja tempestades
Ampliar comentario
#1
Compartir
Ellos son víctimas inocentes de la iniquidad de sus padres. Ellos son niños, y como tal, deben tener el máximo respeto y protección. Lamentable que estas criaturas tengan que pasar este inmerecido calvario.
Ampliar comentario