La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

Vagos y maleantes en laSexta: "Sin trabajar, sin estudiar, con... la botella de ron"

Como ese mal cineasta que, en la sala de montaje, está obligado a enfrentarse con el horror de su obra, sienta laSexta en un sofá de
Foto: Vagos y maleantes en laSexta: "Sin trabajar, sin estudiar, con... la botella de ron"
Vagos y maleantes en laSexta: "Sin trabajar, sin estudiar, con... la botella de ron"
Autor
Tiempo de lectura3 min

Como ese mal cineasta que, en la sala de montaje, está obligado a enfrentarse con el horror de su obra, sienta laSexta en un sofá de escay la mar de cómodo a los padres de la generación Ni-Ni, para que contemplen en riguroso directo, gracias a la tecnológica punta, cuál es el resultado de su fracaso rotundo y sin paliativos como padres. Mientras lo hacen, una psicóloga les avisa: “Veáis lo que veáis, no tengáis ningún miedo”.

Al otro lado de su pantalla que, en realidad, es también la nuestra, da comienzo un Gran Hermano de jóvenes promesas de la sociedad postmoderna. Porreros, pastilleros, borrachos y zoquetes de entre dieciocho y veintitantos, que han entregado su pecaminosa vida de ocio y perdición a los proyectos, más empresariales que didácticos, de una cadena de televisión.

¿Qué es la Generación Ni-Ni? Viviana, dieciocho años, responde: “Ni trabajo ni estudio ni quiero hacerlo”. Pero no es tan fácil pertenecer a este selecto grupo de mamelucos con ínfulas de guays. Los requisitos son infinitos. “Me levanto a las 12 del mediodía”, dice uno. “Fumo porros porque pienso que es la manera de evadirme entre semana”, dice otra. “Me veo con 32 años en una discoteca, sin vida, sin coche, sin trabajo”, añade la misma iluminada. “Me fui del INEM porque estaba abarrotado. Saqué un número y pensé: ‘Me tiro aquí hasta la hora de la comida’”, sostiene otro de los ejemplares de esta curiosa raza.

Los padres, en un proceso insólito de catarsis pública, añaden otros aspectos de interés a la descripción científica del conjunto. “Me ha venido con un cenicero a rompérmelo en la cabeza”. “Le pusieron una orden de alejamiento hacia su propio padre”. “Es agresivo, contestatario, mal educado”... Resulta increíble la facilidad de algunos para airear a los cuatro vientos sus frustraciones como progenitores. Deben pagar muy bien los señores de laSexta.

Una panda de amorfos

Seguro que también pagan muy bien a sus pequeños demonios por protagonizar ese pasacalles ferial de ayer. Dicen en laSexta que pretenden enseñarles lo que supone ser responsables. De momento, lo que han aprendido en la primera jornada de reclusión en Auschwitz es que, gracias a ser como son, una cadena de televisión les va a hacer famosos y les va a llenar la cuenta corriente. En su primer día en su nuevo hogar carcelario, además, les facilitaron alcohol y tabaco, para que se fueran reinsertando. Los chicos cantaban: "Sin trabajar, sin estudiar, cooooon... la botella de ron". Al día siguiente se lo quitaron para provocar esto: "Como no me den un cigarro esta noche me lío a romper las cámaras". No saben ni nada en laSexta. That's entertainment!.

Como reality, Generación Ni-Ni deja bastante que desear. Bainet, productora del formato, propiedad por cierto del señor Karlos Arguiñano, tiene mucho que aprender en este sentido de Endemol -Gran Hermano-. Pero lo cierto es que como experimento sociológico el programa es la bomba. ¿Qué pasa cuando dos Ni-Nis se ponen a charlar?

-¿Tú eres amorfa?

-¿Qué?

-¿Qué si eres amorfa?

-Amorfo tú.

-¿Y qué es amorfa?

-Pues subnormal.

 

Menos mal que, gracias a otros formatos del estilo como Gran Hermano, los españoles nos hemos cerciorado de que amorfos hay en todas las generaciones, no sólo en la Ni-Ni. Y nos hemos cerciorado también de que las televisiones lo único que pretenden -¿recuerdan Curso del 63?- es sacar tajada de una triste realidad, la nuestra, que deforman a su antojo para dibujar una realidad paralela, la suya, que nos divierte, nos entretiene y, de paso, les da mucho dinero.

 

Le auguro éxito a este nuevo programa de laSexta. El mismo que a los insignes miembros de la Generación Ni-Ni. Al fin y al cabo, el éxito es relativo.

 

NOTA: Generación Ni-Ni logró en su estreno un 6,1% y 1.168.000 espectadores.

#53
No esta mal la plataforma, pero en yohago.com no hay que pagar cuotas, y gestionan la venta, recogida y el envío de los productos...
Ampliar comentario
#52
Bah, los hijos de los ricos llevan años siendo generación Nini y a nadie le escandaliza, vamos, todos les tenemos un puntito de envidia por la vidorra que se dan. Ahí está Paris Hilton, nos reimos de ella pero no nos perdemos nada de su &034;fantástica&034; vida. El problema es que esto mismo lo haga gente como nosotros, entonces nos tiramos a su yugular. Los ricos han nacido para divertirse y los pobres para trabajar.
A ver, estos niños criados a la teta de la TV e internet, miran lo que sale en la pantalla y miran la vida que les espera y, francamente, no me extraña que algunos tomen el camino de no hacer nada: un fulano/a se pasea por los platós aireando sus historias de cama y se forra; ahí afuera te ves con dos carreras trabajando de precario por 800 euros al mes hasta los 40.
Es retorcer mucho la realidad salir a fijarse en la minoría Nini formada por los hijos de trabajadores. De siempre ha habido aplastante mayoría de Ninis entre los hijos de ricos y, ahora, los zorrones de la tele [hombres y mujeres, ojo]. La única diferencia es que,a los Ninis ricos, cuando llegan a cierta edad sin dar un palo al agua, papá los enchufa en una empresa, un partido político, una concejalía...
Ampliar comentario
#51
50 C&039;est la vie, que dice Sarkozy ... y se la vi, que dice su señora ....
Ampliar comentario
#50
42 El problema de haber dejado sin repartir unas cuantas manitas de guantazos a tiempo. Son como el aguardiente. En pequeñas diócesis entonan el cuerpo y templan el alma. Si se abusa arruinan una cosa y la otra.

Si al bellaco ese su padre, su madre [o incluso la abuela que ahora tiene que aguantarle] le hubieran puesto en su sitio a tiempo seguro que eso no habría ocurrido.
Ampliar comentario
#49
48 Para poner a parir a esa escoria [lo que suscribo plenamente] no mencione a los subnormales. Si tuviera alguno cerca se daría cuenta de la barbaridad que ha dicho aunque estoy seguro de que ha sido sin mala intención.
Ampliar comentario
#48
50 Tienes parte de razón pero no es menos cierto que hay cosas que siempre se han conservado hasta ahora, como el respeto a los mayores, profesores, etc. Lo que creo que no había antes era un sistema educativo que favoreciese tanto este estado de los jóvenes, que estos modelos de conducta fuesen tan idolatrados por las televisiones, o que estos ninis ocupasen tanto poder [me refiero a Zapatero, Pepiño, Leire, Bibiana].
Ampliar comentario
#47
Digas lo que digas, posiblemente ya lo hayas dicho antes. Y lo que voy a decir ya lo he comentado alguna vez.

Todas las generaciones habidas han sido criticadas por las anteriores, porque determinados usos sociales cambian y los mas ancianos ven con sorpresa, envidia o indignación, según les vaya, las nuevas incorporaciones y las nuevas costumbres y maneras de vivir.

Yo no se si soy muy mayor o no en la media de los foreros, pero estando como estoy al borde de la jubilación, he de reconocer, porque es de cajón, que todas mis demandas profesionales son atendidas por personas mas jóvenes que yo, que pueden ser médicos, fontaneros, camareros, dependientes, taxistas, y si alguno de ustedes ha rebasado los 60 años tendrá que compartir mi opinión.

Y es bueno que no haya una gerontocracia y los jóvenes se incorporen a puestos de responsabilidad.

¿Que existen jóvenes sin ganas de hacer algo mas que tomar litronas y fumar porros? Pues sí, claro que sí. Y grupos de indigentes mayores, con sus cartones de vino en tetrabrik. Pero la sociedad va mutando con todos, con los listos y los tontos, los ricos y los pobres, los currantes y los vagos.

C
Ampliar comentario
#46
En general, la juventud española no es como las escorias humanas que muestra La Sexta, según he leido, pues yo no suelo ver esa cadena de TV.
Esa gente, la que no estudia ni quiere, que no intenta encontrar algún trabajo, pasa el día durmiendo y la noche en cualquier sitio, que sablean a sus padres y al resto de la familia, sacándoles lo que no tienen o robándoles para pagarse el botellón, los porros o las drogas, el preservativo o la píldora... no hace esfuerzo alguno por salir de tan indeseable situación, y aunque no sean la mayoría, por desgracia son muchos.
Esta juventud es fruto del sistema educacional de la Lodge, de la pérdida de valores y principios morales en la escuela y en la sociedad, del desprecio de la excelencia y el fomento de la mediocridad, de la política timorata y permisiva del buenismo, el buen rollito y el todo vale....que siempre han favorecido las izquierdas
Las leyes socialistas de los Gobiernos de ZP, permiten a los estudiantes el acceso al curso superior con cuatro suspensos, al mal estudiante le pagan 1.395 euros para que siga en la escuela mirando al techo, permiten la falta de respeto al profesorado y, por último, copiar en los exámenes...

Ampliar comentario
#45
40

y tanto que sí. con esta cachorrada de subnormales el mejor negocio que se puede montar en esta monarquía politoxicómana es lo que decía usted ayer:

centros de atención para futur@s tarad@s.

el after years de los afterhours. y al que no se cure no pasa ná...le seguimos dando droga y priva hasta que se recupere.

Ampliar comentario
#44
43 Gracias, ignoraba ese antecedente. Y el caso es que juraría que estuve en uno de esos conciertos - al menos estoy seguro de haberles visto en la Universal.
Ampliar comentario
#43
Sres. esto es la generacion F.González no la de Zapatero. Estas criaturitas vienen dadas por la revolución social que hicieron los primeros socialistas en el poder.

Una situación que se produjo cuando no se podía reñir a los niños, ni poner deberes, ni castigar. Padres y madres que vieron como sus retoños avanzaban &034;PA&034; progresando adecuadamente, sin conocimientos, sin notas, sin disciplina.

No vamos a echarle toda la culpa a Zapatero...!Que caramba!
Un saludo
Ampliar comentario
#42
Señores, no me sean tan intransigentes. Todo el mundo tiene derecho a disfrutar de la vida [y a convertirse en estrella de Hollywood]. Incluso los amorfos.

:_[[

www.capablancafueelmejor.com


Ampliar comentario
#41
15 En realidad la canción &034;Siniestro Total&034; se llamaba &034;Folla con él&034; y en el 85 la tocaron en los dos conciertos que dieron en la Sala Universal con motivo de la llamada a filas de Julian Hernández. Posteriormente la cambiaron el título y la letra para incluirla en disco y poder emitirla en las radiofórmulas. Vamos que muy malotes, muy malotes pero a la hora de la verdad se bajaron los pantalones y todo por &034;Dinero, dinero&034;... esta, efectivamente es de Obus y era el tema principal de su segundo disco, que era muchísimo más malo que su album de debut, de hecho, no volvieron a levantar cabeza más. Éste último disco junto con el &034;Volumen Brutal&034; de Barón rojo son los dos mejores discos del heavy nacional.
Ampliar comentario
#40
Yo no vi en programa pero si quiero dejar claro que si sirve de denuncia, bienvenido. En la vivienda de mi derecha vivie un NINI. Por mi, como si se la corta, pero despues de una monumental bronca hacia su abuela, bastante mayor, le deje claro que si volvia a oirle la mas minima hacia la anciana, yo misma le pedia a un juez una orden de alejamiento. Ademas de no hacer ni &034;huevo&034; se creen con derecho a ser los gallitos del corral. Penoso del todo.
Ampliar comentario
#39
Me da verdadera pena ver la palabra AUSCHWITZ, relacionada con un tema tan banal como los ni-nis estos. Creo que para no caer en el nivel del programita en cuestión no se deberia haber usando una palabra cuyo significado es dificil explicarlo con simples palabras. Creo que el periodista no debería haberlo relacionado jamás, un tema tan estúpido con el lugar donde se asesinaron a más personas que en ningún otro lugar en la historia de la humanidad. Me parece que el comentario es un poco ni-ni, ni sé que es Auschwitz ni los que lo leen tienen una idea muy clara. Así nos va.
Ampliar comentario