explota, explota, me expló

Lo mejor de Raffaella Carrà, sus canciones libertarias y su estilo gimnástico brillante

La italiana ha anunciado su retirada. Sus canciones no solo eran 'hits' bailables, eran cantos de libertad. Además de su música, la boloñesa nos deja looks increíbles y una canción sin publicar

Foto: Montaje realizado por Vanitatis
Montaje realizado por Vanitatis

Raffaella Carrà ha anunciado su retirada de la televisión en un canal italiano aprovechando una conexión en directo desde Madrid, ciudad en la que está grabando el especial de los 60 años de Televisión Española. Siendo una chiquilla dijo que no pensaba seguir cantando después de los 50; nos ha regalado 26 años de su talento. Como es de bien nacido ser agradecido, repaso sus cinco temas más icónicos y sus tres mejores looks, porque si algo bueno importamos de Italia, mejor que la pizza y la pasta, eso es Raffaella Maria Roberta Pelloni.

TOP 5 MUSICAL. Raffaella es mucho más que buena voz: coreografías 'espídicas', buenas pelucas que resisten el más loco movimiento de cuello y un cuerpo de bailarina adornado con brilli-brilli. En los años 70, mientras las feministas quemaban sus sujetadores al margen de sus detractores, Raffaella gritaba con sus canciones libertad sexual e igualdad de género. Los que estaban en contra de estos derechos, bailaban al son de sus himnos, los 'singles' libertarios de la Carrà.

  1. ‘Hay que venir al Sur’. A la boloñesa no le hizo falta viajar hasta Sicilia para descubrir por qué en el Sur el sexo es mejor. El autor de la letra, Gianni Boncompagni, le despejó todas sus dudas: “Porque para hacer bien en el amor hay que venir al Norte no rima”. Esta canción es una oda al amor libre; “corazón de vagabundo, voy buscando mi libertad (…) ¿Quién se puede consolar sin amantes? Sin amantes esta vida es infernal”. Del mismo estilo es la oda a la primavera ‘Caliente, caliente’ y el tema no apto para cardiacos ‘En el amor todo es empezar.

Lo mejor de Raffaella Carrà, sus canciones libertarias y su estilo gimnástico brillante

  1. ‘53/53/456’. Puede parecer que este tema, uno de los más bailables de la italiana, narre la desesperación de una mujer a la que su maromo, o el de otra, no le coge el teléfono para desfogarse. Abran sus oídos: Raffaella está gimiendo a la masturbación femenina. “Mi dedo está enrojecido de tanto marcar, se mueve solo, sobre mi cuerpo, y marca sin parar: 5-3 /5-3/ 4-5-6. Ya no vengas, que aquí no hay nada que hacer. Sin ti aprendí que hay muchas formas de poder vivir”.

Lo mejor de Raffaella Carrà, sus canciones libertarias y su estilo gimnástico brillante

  1. ‘Lucas’. De forma velada, o no tanto, Raffaella habla de la homosexualidad masculina en una época en la que era más fácil que los hombres se fuesen a comprar tabaco para no volver a que se cruzasen de acera. “Él era un chico de cabellos de oro, yo le quería casi con locura, le fui tan fiel, como a nadie he sido, y jamás supe qué le ha sucedido, porque una tarde desde mi ventana, le vi abrazado a un desconocido, no sé quién era, tal vez un viejo amigo. Desde ese día nunca más lo he vuelto a ver. Lucas, ¿qué te ha sucedido? Lucas, ¿dónde te has mentido? Lucas, nunca lo sabré.”

Lo mejor de Raffaella Carrà, sus canciones libertarias y su estilo gimnástico brillante

  1. ‘Qué dolor’. En esta ocasión no era su novio con pelazo el que estaba dentro del armario. Raffaella nos habla de una amiga (casada con un marido poco trabajador) que “una tarde que se encuentra mal, regresa pronto para descansar y se encuentra una mujer (qué dolor, qué dolor) dentro de un armario, y el caradura le dice que le deje que se explique, que sintió mucho frío y que ha llamado al doctor, y después de mirarle le extendió su receta y le dejó a la enfermera que le dé calor”.Otra, en esa época, le hubiese recomendado a su amiga que tragase con los cuernos, pero Raffaella no. “Y así mi amiga, a su marido, desde ese día le encarga de la casa, lava la ropa, se va a la compra, y a mediodía prepara la comida, después la espera, pero mi amiga regresa tarde, cuando le viene en gana, desde esa tarde que estaba tan mal y su marido la quiso engañar”.

Lo mejor de Raffaella Carrà, sus canciones libertarias y su estilo gimnástico brillante

  1. ‘El presidente’. Nunca se la han permitido cantar, “nunca era el momento”. Versa sobre una jovencita que acude a una fiesta con banqueros, políticos… y el presidente del Gobierno la invita a bailar; ella acepta. Como la Cenicienta a las 12 se va a su casa. Al día siguiente, abre el periódico y lee que su presidente ha sido encarcelado. Prometió cantarla antes de retirarse.

SUS 3 MEJORES LOOKS

Raffaella Carrà (Foto: Pinterest)
Ampliar
Raffaella Carrà (Foto: Pinterest)

Raffaella Carrà inventó lo que se conoce como 'putifinismo’. Lo sexy lo hizo elegante, lo accesorio fundamental, lo superfluo imprescindible. ¿Para qué necesita un bañador un cinturón con hebilla? ¿Un tacón una perla? Para impactar, para desviar la atención al detalle. Madonna y Lady Gaga, entre otras, le deben todo. Ella sentó las bases de la locura estilística para subirse a cantar. Esto es solo un ejemplo:

Uno cree que no ha visto nada más 'putifino' que un mono con apliques de cristal simulando ser las llamas del infierno, hasta que descubre que el modelo admite una un adorno de plumas al estilo carnaval de Sâo Paulo.

Raffaella Carrà (Foto: Modapourfemme.com)
Raffaella Carrà (Foto: Modapourfemme.com)
Fijaos en el fondo azul: no es una capa de tuno, son mangas. Tampoco es un burbujita de cava: es un bombón.

Raffaella Carrà (Foto: Listal.com)
Raffaella Carrà (Foto: Listal.com)

¿Necesita un bañador unas argollas? Sí, siempre que busques un escote hasta el ombligo. Nada es prescindible en el Raffaellismo Carraqueño. Ella es imprescindible.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Mucha tele que cortar

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios