a su manera

Isabel Pantoja y Jorge Javier Vázquez, los Ava Gardner y Frank Sinatra españoles

La tonadillera y el presentador están condenados a entenderse, pese a sus encontronazos, por el bien de sus propios intereses, que no son pocos. Las reconciliaciones se tasan altas pero no imposibles en el horario de máxima audiencia

Foto: Jorge Javier, Isabel Pantoja y Kiko Rivera en las campanadas de 2011
Jorge Javier, Isabel Pantoja y Kiko Rivera en las campanadas de 2011

Frank Sinatra vio por primera vez el bello rostro de Ava Gardner en una portada y exclamó: “Me voy a casar con ella”. Se desvirtualizaron (que decimos ahora) en una fiesta, el flechazo fue inmediato, y comenzaron su tormentosa relación amorosa cuando él aún estaba casado. Al hacerse público el noviazgo, Frank fue absuelto de toda culpa y ella acusada de ‘destroza hogares’ por el pelotón de la decencia. Aprovechó el rodaje en España de ‘Pandora y el holandés errante’ para alejarse del cantante y de Hollywood.

Él la llamó por teléfono y con su voz cansada dijo únicamente: “Voy a hacer un viaje a un lugar al que no puedes acompañarme”, como despedida disparó un revolver. El 'animal más adorable del mundo’ tomó un avión a Los Ángeles para despedirse del cuerpo sin vida de Frank; cuando llegó a casa se lo encontró sonriente leyendo un libro. No estaba solo, un agujero de bala en el colchón era su compañero de cama. Sorprendentemente con esta estrategia la recuperó. Su matrimonio duró 6 años, menos otoños que peleas diarias mantenían estando juntos y separados. Estaban hechos de talento y carácter. Qué poético.

La relación de Isabel Pantoja y Jorge Javier Vázquez también ha estado sometida a constantes altibajos. Se conocieron cuando él colaboraba con Ana Rosa en ‘Sabor a ti’, cenaron y bailaron juntos. La productora le regaló una perrita, Sisi, él se encargó de entregársela. Su relación cordial se rompió cuando él comenzó a presentar ‘Aquí hay tomate’, programa que le daba estopa a la tonadillera tarde sí, tarde también.

Momento en el que Jorge Javier Vázquez le hizo entrega a Isabel Pantoja de la perrita Sisi
Momento en el que Jorge Javier Vázquez le hizo entrega a Isabel Pantoja de la perrita Sisi

La reconciliación vino de la mano del paseo que se dio la reina de la copla por el plató de ‘Supervivientes’ para recibir a su hijo Kiko, enfermo de gota, el mal de los Rivera. Un par de cenas y varias conversaciones por Whatsapp le valieron a él para tratar a la cantante de 'amiga Maribé' y para ser invitado a Cantora, el búnker de los Pantoja, aunque nunca pisó esa tierra santa. Recibieron el 2012 en Tele 5 al ritmo de la versión en castellano de ‘My way’ de Frank Sinatra, que cantaron juntos. Desde que ella ingresó en prisión, el 21 de noviembre de 2014, no se han carteado ni por medio de palomas mensajeras (acá Anabel Pantoja, la Bollo y otras perlas morenas de Andalucía).

Tras cumplir su condena Maribel huyó a Antena 3 para ser entrevistada por Pablo Motos en ‘El hormiguero’ y le hizo saber al presentador de ‘Sálvame’ que su romance había terminado, dándole a entender que quería a la perra de la doble afirmación aunque viniese de los brazos de él. Para reclamar la atención de la tonadillera, él disparó contra ella desde el púlpito en su programa de la hora de la siesta y la merienda y se sometió a un descafeinado polígrafo en el de horario de cenas y digestivos para mostrarle el agujero de bala en el colchón.

No surtió efecto. Isabel no ha corrido a sus brazos, no ha llamado a Jorge, no le ha escrito ni por señales de humo, aunque esté que fuma en pipa para decirle “ahí te pudras”. Esta semana él ha reclamado una conferencia con la sevillana en una entrevista concedida a Rosa Villacastín en la revista 'Diez Minutos'. “Quiero un reencuentro con Pantoja, los dos en una casa de campo”.

Es curioso, reseñable, él dice: “Los dos en una casa de campo”, que no los “dos solos” o “los dos solos sin cámaras ni testigos”. No es un despiste. No lo dice porque Jorge Javier no tiene ni un pelo de tonto y porque pese a su escasa estatura -como dicen las folclóricas- es mu-largo, más que un día sin pan, el mismo del que ambos se privan para lucir tipo sobre los escenarios.

El de Badalona sabe, igual que la Panto aunque se haga la despistada de Triana, que el destino les unirá de nuevo. Les ensamblará en Tele 5, previo pago, como el espectáculo manda y ante los ojos de los telespectadores. A ella le hace falta dinero para hacer frente a las deudas y mantener a la cuadrilla de banderilleros y picadores, y él necesita la audiencia millonaria que garantiza ella, ahora que el ‘Deluxe’ vive sus horas más bajas.

Jorge, Isabel volverá, como las oscuras golondrinas en tu balcón sus nidos a colgar y otra vez con el ala a sus cristales jugando llamarán. ¿Por qué no la esperas sonriente leyendo un libro en tu chéster deluxe cosido a balazos? A su regreso de Latinoamérica podrás recibirla al piano con sus mismas palabras: “La venganza es un plato que se toma frío, como el gazpacho por ejemplo, pero mi venganza esta noche es dulce, cariñosa y además musical, tengo el placer de presentar con todo mi cariño…”, y cantaréis otra vez 'A mí manera' con la Puerta del Sol de telón de fondo. A vuestra tormentosa e interesada manera. Pantoja SL y Mediaset se quieren a su pesar, que, dicen, es la mejor manera de querer. Las reconciliaciones se tasan más altas que los reencuentros. Chicos listos.

Mucha tele que cortar

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios