Laura Matamoros no es tan lista como se cree

La hija de Kiko Matamoros considera que tiene una inteligencia y un nivel cultural muy superior al resto de sus compañeros de ‘Supervivientes'. Laura no es tan lista como para echar en cara a sus rivales su ignorancia. Laura no es lista

Foto: Ilustración realizada por Jate para Vanitatis.
Ilustración realizada por Jate para Vanitatis.

“Vas de lista, vas de guapa, de que nada se te escapa, crees que a todos traes de culo, tú crees ser Sandra Bullock”. Bien podrían estar estos versos de Ojete Calor dedicados a Laura Matamoros. La sobrina de Mar Flores se cree con una inteligencia y un nivel cultural muy superior al resto de sus compañeros de ‘Supervivientes’, probablemente superior al resto del mundo. Laura no es tan lista como para echar en cara a sus rivales su ignorancia.

Dicen que ridiculizar al resto de sus compañeros culturalmente es una estrategia, la misma que siguió en ‘Gran Hermano VIP’ para vencer a Carlos Lozano en la final, pero lo más probable es que Laura Matamoros esté tan engolfada de sí misma que se haya tomado como media de todas las cosas. Para Laura si eres más listo que ella, eres un peñazo sabelotodo y si sabes menos, eres un burro. Debe ser de la escuela del sofista griego Protágoras.

Laura Matamoros no sabe.
Laura Matamoros no sabe.

Confirmó que no es la más culta de la isla en el 'CocoQuiz', una prueba de nivel cultural en la que fue incapaz de escribir Shakespeare (escribió sheksper) y Van Gogh (garabateó Van Gho). Supo, eso sí, que el muro de Berlín había sido construido en la capital alemana, ¿sabrá que lo derribaron?

Tampoco es la más educada, pese a que aparenta haberse instruido en una escuela de buenos modales. Sobra repasar una sola de sus intervenciones para contabilizar un sinfín de tacos, insultos e improperios; bastante básicos, por cierto. Laura no tiene letra-sillón en la RAE, ni viene de los grandes cafés literarios, ni ha aprendido la palabra puta leyendo ‘La Celestina’. “¿Qué quieres más sino que si una piedra topa con otra, luego suena: ¡puta vieja!?”. Si fuese una avispilla, Laura estaría más tiempo callada.

Laura Matamoros sigue sin acertar.
Laura Matamoros sigue sin acertar.


Laura tampoco posee entre sus virtudes lo que ahora llaman ‘inteligencia emocional’; es incapaz de ponerse en la piel del que tiene al lado o en la otra orilla. A su compañero José Luis le espetó: “Allá tú con tus piedras (en el riñón)” cuando cocinaron sin sal para evitar que la salud del chef empeore. Laura, la sal en los alimentos tras ser cocinados no se puede quitar, pero sí añadir después en tu porción. De su escasa empatía sabíamos algo debido a los conflictos que mantiene con su propio padre, Kiko Matamoros. La animadversión hacia Makoke es más grande que el cariño que siente por su padre, por lo que no acudió a la boda de ambos. No me imagino lo que debe sentir un padre cuyo retoño antepone el desprecio al cariño.

Si un día defendí su candidatura en ‘Gran Hermano VIP’, hoy me lamento y espero por el bien de su ego que no se haga con el premio de ‘Supervivientes’. Allá tú con tus piedras.

Mucha tele que cortar

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios