Carmen Gahona, la eterna aspirante a concursante perfecta de 'Supervivientes'

La novia de Chiquetete demuestra en plató habilidades suficientes para ganar el concurso de supervivencia de Telecinco

Foto: Carmen Gahona. (Ilustración realizada por Jate para Vanitatis)
Carmen Gahona. (Ilustración realizada por Jate para Vanitatis)

Carmen Gahona, novia de Chiquetete (antes conocido como cantante y primo de Isabel Pantoja, ahora como exmarido de Raquel Bollo), es la eterna aspirante a concursante ‘perfecta’ de ‘Supervivientes’. Dirán los resabiados que Carmen Gahona participó en la edición de 2015 y efectivamente participó, pero no concursó.

Antes del bautismo oficial (lanzamiento al agua desde un helicóptero) Jorge Javier le comunicó a la aspirante que los médicos desaconsejaban su incorporación al reparto final por motivos de salud. Con lágrimas en los ojos y el corazón roto, la prometida de Antonio José Cortés aceptó reunirse diariamente tres horas con los concursantes en la isla y pasar el resto del día en un resort de lujo. En resumen: Gahona pasó de puntillas por el reality, dio juego, todo el juego que puede dar un monstruo televisivo como ella durante menos de media jornada laboral corriente.

Carmen Gahona en 'Supervivientes: Tierra de nadie'. (Mediaset España)
Carmen Gahona en 'Supervivientes: Tierra de nadie'. (Mediaset España)


Una semana después, la Gahona pisó la palapa por primera y última vez para despedirse de sus compañeros del equipo de los veteranos y emprendió la vuelta a España. Un país que la estaba esperando con los brazos abiertos y una silla en el plató de Tele 5. Sin experiencia como superviviente, Carmen ha sabido conservar ese asiento en los debates satélites ¿por qué? Porque tiene el arrojo por bandera, que decía Sara Montiel a su discípula Marujita Díaz. La enemiga pública número uno de Raquel Bollo Dorado siempre ha hecho gala, a partes iguales, de mal carácter y buen sentido del humor. Es la Antonio Gala de la televisión. Si a Carmen Gahona se la representase en un mapa del tiempo, ella sería “nubes y sol”.

Sabe crear polémica hablando, sin pelos en la lengua, sobre todos los temas que se exponen en ‘Supervivientes: Tierra de nadie’ y sobre los que se saca ella de la manga del sari además de entrar al trapo que Jorge Javier Vázquez le tiende cada vez que se le plantea la oportunidad. Carmen Gahona embiste con fuerza al presentador cantándole eso de “no debía de quererte y sin embargo te quiero” y se deshace de él enseñándole las bragas o besándose en los labios con Chelo García Cortés. El torero, toreado. Carmen tiene tablas; tablas y un morro que se lo pisa. Además de ser más lista que el hambre.

Carmen sería un híbrido perfecto entre Mila Ximénez (la sinceridad) y Tamara-Ámbar-Yurena (la total falta de miedo a hacer el ridículo). Carmen tendría que volver a atreverse a cruzar el charco rumbo a Honduras para, vestida de folclórica oriental, garantizar el espectáculo. Interpretar el papel de ‘mamma’ italiana y de señora propietaria de una mentalidad abierta, propia de la gente que ha viajado mucho.

Carmen repartiría, como en plató, estopa y amor. Es un poco la sal y un poquito la arena. Pecadora y redimida. Guerra y paz en su justa medida porque si por algo es conocida Gahona, es por su capacidad para medirse y medir a los demás. Todo esto habría que pagarlo porque Carmen no se asoma en televisión ni un segundo más de lo que marca su contrato, ni se sienta con quien no quiere ni acepta llamadas externas si es ella la protagonista. Carmen es una diva de la pequeña pantalla. ¡Qué falta nos hacía una!

Mucha tele que cortar

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios