La vuelta de las vacaciones para casi todos y la vorágine final para las que se casan en septiembre y el resto del otoño. Todas volvemos con buena cara en verano y no es precisamente por el buen color del morenito que lucimos. No, no hace falta haber estado al sol de Costa Esmeralda para estar radiante, es algo al alcance del común de las mortales. La risa es uno de los mejores tratamientos cosméticos para tener buena cara. Así lo afirma un estudio de la marca de cosméticos Benefit realizado entre más de 800 mujeres españolas. Según estas encuestas, lo que más necesitan las españolas para tener una buena cara es dormir dos horas más, encontrar el bienestar emocional, desconectar de la tensión del trabajo... y sobre todo, reír habitualmente. Además, las mujeres españolas aseguran que la persona con la que más se ríen a carcajadas es con su pareja.

Siempre he dicho que las novias más guapas son las que se están más relajadas, las que están disfrutando de su boda y que no tienen a su novio como un simple complemento sino que comparten con él la emoción y sobre todo las risas. Y las que se ríen a carcajadas, las que no posan en las fotos, las que se abrazan a sus amigas, las que achuchan a su padre y besan a su marido sin importarle el maquillaje. Las que sonríen mucho, mucho.

Porque, os recuerdo, no hay que perder la perspectiva. Te metes tanto en el diseño del evento, las confirmaciones de los invitados, los regalos de la lista de bodas, la ansiedad de que todo sea perfecto, que pierdes la noción de lo que realmente se trata y te vas creando una montaña de listas de tareas por cumplir, objetivos que superar y exigencias absurdas, y claro, vas generando mucho estrés con su correspondiente cara de mala uva.

Recuerda que toda esta montaña de preparaciones y trabajo tiene un porqué MUY importante. A riesgo de ponerme ñoña, que francamente no es mi estilo, te recuerdo que una boda es la unión de dos personas que se quieren mucho y quieren que el mundo sea testigo de su amor y de su compromiso para toda la vida. Es mucho más que una fiesta para tus amigos, es la celebración de algo muy profundo y único, es una promesa pública, es el comienzo de una nueva vida, así que no pierdas de vista lo importante. Nadie se va acordar de qué color eran los manteles (salvo alguna amiga friki que se vaya a casar), pero nadie podrá olvidar la sonrisa de felicidad de los novios. Llegado el día, relájate y disfruta. Ríete mucho, como dice Benefit la risa es el mejor cosmético. Y qué razón tienen.

Y por último, el estudio también desvela datos curiosos como que 2 de cada 3 mujeres afirman que ese kilito de más con el que volvemos del verano nos favorece o que un 65 por ciento piensa que la siesta es el momento ideal para el sexo. Y ahí queda eso. Tan contentas.