Otra vez el 'derrière'
  1. Casas Reales
  2. Reina Letizia
Vanitatis

Reina Letizia

Por

Otra vez el 'derrière'

En el último post que ha escrito en su blog, Carlos García Calvo habla del culo de la Princesa. Aunque él, más fino, le llama ‘derrière’. Otra opción

Foto: U231807
U231807

En el último post que ha escrito en su blog,Carlos García Calvo habla del culo de la Princesa. Aunque él, más fino, le llama ‘derrière’.Otra opción habría sido tralará, pero esto es más castizo. Las últimas fotos de esa parte embutidas en un pantalón pegadito fueron las que vimos en Guadarrama. Empieza García Calvo el artículo contando que la mujer de un embajador lepreguntó si doña Letizia se había puesto implantesen salva sea la parte. Le parece mal que le pregunten semejante cosa, una impertinencia, lo que no le impide tratar el tema: “Nadie ignora que nuestra Princesa es adicta a la cirugía cosmética,pero no es justo que por una rinoplastia, más algunos de esos retoques que los portugueses llaman ‘refrescandinhas’, le acusen de haberseesculpido el traserocomo si fuese una ‘vedette’ del Bataclan”.

Hasta aquí la defensa, ahora pasa al ataque: “En honor de la verdad, mucha dela culpa la tiene ella por esa manía de llevar siempre la ropa tan ceñida. Sobre todo el tórax”. ¿El tórax? Ay, Dios. Nunca habíamos oído hablar del tórax de la Princesa. Aunque esa x nos traslada a la nomenclatura de una película de Russ Meyer.Supervixen, Megavixeny así. Pero sigue el post: “En una foto que acabo de ver esta mañana, lleva una de esasespantosas rebecas rosas que tanto le gustan, dos tallas más pequeñas que la suya, en la que pareceDolly Parton a punto de dar un recital de country & western”.Cielos,Dolly Parton. Es la última persona, cantante o cosa con la que habríamos comparado a doña Letizia. Y conste que aquí adoramos a la rubia que un día dijo que no le importaba que le llamaran rubia tonta porque no era tonta. Y tampoco rubia. Nos gusta más que suI will always love youlo cante ella y no Whitney Houston (cuando lo cantaba) u otras. Nos gusta porque tiene un marido de toda la vida al que no hace mucho caso. Nos gusta porque cuando clonaron una oveja le pusieron su nombre. Pero la Princesa no se parece a Dolly Parton. En todo caso se parece más al Johnny Depp con rebeca de ‘Ed Wood’.