Logo El Confidencial

La Reina acierta de noche y fracasa de día

Letizia acertó de noche al escoger un atuendo elegante formado por pantalón de esmoquin y camisa blanca de seda, mientras que de día fracasó con una chaqueta azul en 'tweed' demasiado sencilla

Foto: La Reina, durante la reunión del Patronato de Unicef (EFE)
La Reina, durante la reunión del Patronato de Unicef (EFE)

El pasado viernes, los Reyes acudieron al Teatro Real para ver El público,  una de las obras más enigmáticas de Federico García Lorca. Aunque el evento no figuraba en la agenda institucional de los soberanos, varias horas antes de que empezase el espectáculo, la Casa Real anunciaba su asistencia a través de las redes sociales. Para la ocasión, Doña Letizia elegía un vestuario muy elegante formado por pantalón negro de esmoquin de Hugo Boss, el mismo que llevó en la fiesta del 25 aniversario de Antena 3, y una nueva camisa de seda blanca con escote cascada de Adolfo Domínguez. Esta pieza pertenece a la colección primavera-verano 2015, cuesta 139 euros y, si os interesa, está disponible en la web de la firma gallega.

Como complementos, la esposa de Felipe VI elegía los salones con efecto degradé de Lodi, cuyo precio es de 84 euros, y una cartera de mano negra con cierre de bisutería de Felipe Varela, que estrenó durante su viaje a Miami en noviembre de 2013 y que desde entonces ha llevado en varias ocasiones. La Reina recogió su melena en un moño de inspiración romántica que dejaba al descubierto los pendientes de Yanes elaborados en nácar, oro blanco y diamantes, que lució por primera vez en 2009 en su visita al centro tecnológico Repsol.

Del look innovador y moderno de la ópera, hemos pasado a uno aburrido como el que ha llevado a la reunión con el Patronato de Unicef, celebrada este lunes. Aunque el acto en sí requería sobriedad, la Reina se ha pasado de sencilla al recuperar de su armario una chaqueta en tweed azul de Hugo Boss que ya parecía olvidada. Doña Letizia la estrenó siendo todavía princesa en una visita a Miranda de Ebro en 2010 y desde entonces no se la habíamos vuelto a ver. La soberana ha combinado la chaqueta con una camisa gris, pantalón azul marino y cinturón a juego.

Para completar su atuendo, la esposa de Felipe VI se ha decantado por los salones negros de Carolina Herrera, que no combinaban para nada con el resto del atuendo, y su querido maletín de Hugo Boss, en el que guarda sus papeles de trabajo. Como únicas joyas, la Reina ha lucido los pendientes en forma de estrella que le regaló la firma Chanel con motivo del nacimiento de la Princesa Leonor.

Reina Letizia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios