Logo El Confidencial

Segunda jornada de Doña Letizia en París: dos estrenos para olvidar y una gran repetición

La Reina estrenó dos conjuntos, uno de Felipe Varela y otro de Nina Ricci, y recuperó un vestido negro de Hugo Boss

Foto: La Reina durante el discurso de Felipe VI (Gtres)
La Reina durante el discurso de Felipe VI (Gtres)

Este miércoles, los Reyes continuaban con su imparable agenda en Francia. Empezaban la mañana visitando el ayuntamiento de París junto a Anne Hidalgo y visitando el Senado. Más tarde, acudían a un almuerzo organizado por el primer ministro de Francia, el español Manuel Valls, y Don Felipe pronunciaba un discurso ante la Asamblea Nacional francesa. Los soberanos terminaron su día reuniéndose con la directora de la Unesco y presidiendo una recepción a la colectividad española en París. Para estos múltiples actos, Doña Letizia cambió de vestuario hasta en tres ocasiones y estreno dos nuevos estilismos.

Para los actos de la mañana, la Reina estrenó un traje de dos piezas compuesto por sahariana y falda lápiz en bouclette de su modisto de cabecera. Con la intención de resaltar aún más su silueta, la esposa de Felipe VI eligió un cinturón blanco en el que, al igual que en los botones del sastre, podía leerse 'Felipe Varela'. Doña Letizia combinó su nueva adquisición con unos salones dorados, que estrenó el año pasado en su visita a la Organización Mundial de la Salud, y una cartera de mano efecto animal print de Adolfo Domínguez. Como únicas joyas llevó unos pendientes de aro dorados con filigrana en el interior que ya se ha puesto en numerosas ocasiones.

Los Reyes en el Senado (Reuters)
Los Reyes en el Senado (Reuters)

La Reina decidió cambiar su atuendo para los actos del mediodía y también estrenó. En este caso, se decantó por un dos piezas en color rojo pasión de Nina Ricci formado por falda tubo y top sin mangas. Lo combinó con un abrigo en tweed gris, también de Ricci, que a decir verdad no 'pegaba' para nada con el resto del estilismo. Doña Letizia completó su look con los salones de charol negro de Prada ,cuyo precio es de 660 euros, y la cartera de mano negra con ribete dorado valorada en 1.000 euros que, casualmente, también firmaba Nina Ricci. La esposa de Felipe VI lució los pendientes que había escogido esa misma mañana.

Los Reyes con el primer ministro francés y su mujer (Gtres)
Los Reyes con el primer ministro francés y su mujer (Gtres)

Para terminar su segunda jornada en París, la Reina repitió uno de sus little black dress. Se trata de un vestido de Hugo Boss con escote de pico asimétrico que Doña Letizia estrenó en marzo de 2014 en la cena homenaje a Enrique V. Iglesias y que repitió posteriormente en una reunión con el patronato de la Fundación Príncipe de Asturias. Completó su atuendo con unas sandalias de terciopelo de Magrit, que llevó por primera vez en su último viaje a Estados Unidos, y una sencilla cartera de mano. Como joyas, llevó los pendientes De Grisogono que están en su joyero desde 2006.

Don Felipe y Doña Letizia en la recepción (Gtres)
Don Felipe y Doña Letizia en la recepción (Gtres)
Reina Letizia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios