Logo El Confidencial
visita de estado de israel

Letizia brilla con un nuevo Carolina Herrera que ya llevó la propia diseñadora

La Reina ha estrenado un vestido cuya versión de gala ya había lucido la diseñadora venezolana. No es la primera vez que ambas coinciden en cuestiones de moda.

Último acto de los Reyes junto al presidente de Israel y su esposa, Nechama Rivlin, en el segundo día de su visita de Estado a nuestro país: una recepción en el Palacio de El Pardo ofrecida en honor a don Felipe y doña Letizia. Antes de su reinado, este evento era bastante formal y en él se celebraba un concierto de música clásica, pero desde su proclamación los Reyes han cambiado el protocolo del evento y ahora es un acto mucho más relajado.

En cuestiones de estilo, en este compromiso siempre hemos visto a la Reina vestida de negro y con algún modelo atrevido, y esta vez no ha sido una excepción. Doña Letizia ha apostado por un diseño de Carolina Herrera que le sentaba como un guante y con el que ha brillado -gracias en parte a los centenares de lentejuelas que lleva cosidas el vestido- cual estrella, eso sí, siempre muy atenta con Nechama, con quien estos dos días se ha mostrado muy cercana y amable.

Los Reyes con el matrimonio Rivlin. (Efe)
Los Reyes con el matrimonio Rivlin. (Efe)

El vestido, valorado en 897 euros, está realizado con lentejuelas negras y decorado con lunares blancos. Con escote caja y sin mangas, el modelo tiene una falda ligeramente plisada que lo convierte en una opción elegante y a la vez moderna, perfecta para la Reina. Curiosamente, la propia diseñadora venezolana lució la versión de gala de este vestido en diciembre de 2016 en un acto celebrado en Nueva York.

Carolina y Letizia con un diseño parecido.
Ampliar
Carolina y Letizia con un diseño parecido.

¿Se habrá fijado doña Letizia en Carolina a la hora de elegirlo? No es la primera vez que ambas coinciden en cuestiones de moda. A finales del año pasado las dos lucieron el mismo abrigo gris perla con apenas dos semanas de diferencia. Cabe recordar que últimamente, la esposa de Felipe VI tiene los ojos puestos en las 'celebrities' de Estados Unidos, entre las que se encuentran Nicole Kidman y Karlie Kloss, y se inspira en ellas a la hora de vestir.

Vestido aparte, doña Letizia ha deslumbrado con su elección de joyas. La Reina ha lucido los pendientes de diamantes que forman parte del lote de pasar y el misterioso anillo verde cuya procedencia es un engima -aunque muchos aseguran que podría tratarse de un diseño de Fabergé-. Lo más sorprendente ha sido verla de nuevo con dos pulseras que hacía mucho que no lucía. La primera, de oro blanco, está formada por una serie de cadenas y la llevó en sus primeros años como princesa. La otra, mucho más fina, la estrenó en la cena previa a la boda de Federico y Mary de Dinamarca. Amba llevaban mucho tiempo guardadas en su joyero.

Los complementos elegidos casaban a la perfección con el resto del look: unos salones negros de Magrit y una cartera de mano de raso de Felipe Varela. En conclusión, la Reina ha estado a la altura en cuestiones estilísticas en esta visita. En su primer acto, la ceremonia de bienvenida, patinó un poco con la gabardina, aunque luego lo arregló en el almuerzo mostrando su nuevo vestido magenta de Hugo Boss. En la cena de gala sacó su lado vintage y recuperó un conjunto de Lorenzo Caprile con el que estuvo de lo más regia. Y esta noche ha vuelto a brillar de la mano de Carolina Herrera.

La Reina con una de las pulseras en 2006 y este martes.
La Reina con una de las pulseras en 2006 y este martes.

P.D.: Ha habido un pequeño lío con el precio del vestido. En algunas webs aparece que el diseño cuesta casi 9.000 euros mientras que en otras 800. Puestos en contacto con Puig, dueños de Carolina Herrera, nos aseguran que el precio real es de 890 euros. Por otra parte, en la web Nordstrom está a la venta por 5.000 euros. Todo muy raro...

Reina Letizia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios