Logo El Confidencial
visita de estado

La reina Letizia estrena la tiara Rusa, la única del joyero real que le quedaba por lucir

Doña Letizia lo ha clavado con su look. Y no precisamente por la ropa, que nos deja bastante fríos, sino por las joyas elegidas

Foto: Doña Letizia durante la cena. (Limited Pictures)
Doña Letizia durante la cena. (Limited Pictures)

Las cenas de gala son, quizás, nuestros actos favoritos de la agenda de doña Letizia. Estamos deseando que haya un viaje de Estado para verla pasear por los salones del Palacio Real de Madrid vestida de largo y bien enjoyada con tiara, pendientes, pulseras y condecoraciones. La noche de este miércoles, los Reyes han ofrecido una de estas veladas en honor al presidente chino, Xi Jinping, y su esposa, Peng Liyuan, quien se encuentran realizando un visita a nuestro país.

[LEER MÁS: Del iPhone a la censura de la mujer de Kim Jong-un: todo sobre la primera dama china]

Y como ya ha hecho en las anteriores cenas de gala como Reina, doña Letizia lo ha clavado con su look. Y no precisamente por la ropa, que nos deja bastante fríos, sino por las joyas elegidas. La esposa de Felipe VI ha coronado su cabeza con la única diadema del joyero real que le quedaba por lucir. Nos referimos a la tiara conocida como la Rusa, reservada a las Reinas españolas y con una larga historia detrás.

La Reina con la tiara Rusa. (Limited Pictures)
La Reina con la tiara Rusa. (Limited Pictures)

Fue creada para la reina regente María Cristina de Austria, madre de Alfonso XIII. Inspirada en los tradicionales tocados rusos, los kokoshnick -de ahí que se la conozca como la tiara Rusa-, está realizada en platino, perlas y diamantes. Al fallecer, la diadema pasó a manos de Alfonso XIII y este se la regaló a su nuera, María de las Mercedes de Borbón, con motivo de su boda con don Juan. La condesa de Barcelona prestó la joya a su nuera Sofía en algunas ocasiones y también a su hija Pilar y a su nieta Simoneta Gómez-Acebo en sus respectivos enlaces matrimoniales.

Al fallecer, María de las Mercedes dejó la tiara a sus tres hijos, pero don Juan Carlos llegó a un acuerdo con sus hermanas y se la regaló a la reina Sofía, quien la estrenó en 2006 en una visita a Noruega. Desde entonces la lució en numerosas ocasiones. Esta ha sido la última tiara del joyero real que la Reina ha estrenado, quizás por su gran tamaño, pero lo cierto es que se ajusta a la perfección y le sienta realmente bien.

Los Reyes con el presidente chino y su esposa. (Limited Pictures)
Los Reyes con el presidente chino y su esposa. (Limited Pictures)

Doña Letizia llevaba también las pulseras gemelas, dos pulseras idénticas realizadas con diamantes. Su origen se encuentra en una corona de Cartier que Alfonso XIII entregó a Victoria Eugenia como regalo de bodas. La corona pasó de moda rápidamente y tras su exilio, la reina encargó a la misma firma que la desmontara y con los diamantes creó estas dos pulseras.

Los pendientes elegidos también están en el lote de las 'joyas de pasar' y también pertenecieron a Victoria Eugenia. Están realizados con un brillante grueso y otros pequeños brillantes alrededor y fueron los elegidos por la infanta Cristina para el día de su boda con Urdangarin.

Para dar total importancia a las joyas, la Reina eligió un vestido de líneas sencillas. Se trata de una creación de Felipe Varela de manga larga y silueta lápiz confeccionada con terciopelo negro que estrenó en la visita de Estado de Argentina en febrero de 2017. Doña Letizia llevaba también la banda de la Orden de Carlos III, sujeta con la única joya de su total propiedad: el broche de la flor de lis que forma parte de la tiara Princesa, un regalo que don Felipe le hizo por su quinto aniversario de boda.

 Los Reyes de gala. (Limited Pictures)
Los Reyes de gala. (Limited Pictures)

Reina Letizia

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios