Logo El Confidencial

La reina Letizia, impresionante en Japón: collar de chatones, esmeraldas y tocado

La Reina ha cumplido la etiqueta a rajatabla con un look muy fuera de su zona de confort, pero con el que ha sorprendido gratamente, sobre todo por el gran despliegue de joyas

Foto: La reina Letizia. (CP)
La reina Letizia. (CP)

El Palacio Imperial de Tokio se ha engalanado este martes por la mañana para la entronización de Naruhito. Aunque el nuevo emperador fue coronado en marzo, se han esperado los meses de rigor para celebrar el tradicional ritual Sokuirei Seiden-nohi ante centenares de invitados venidos de todas las partes del mundo, entre ellos don Felipe y doña Letizia, que no han querido perderse este histórico momento, al igual que los reyes de Holanda, los de Bélgica o Federico y Mary de Dinamarca.

La etiqueta para las damas reales en esta ocasión marcaba traje largo y tocado, una regla de vestimenta muy parecida a la de la investidura de Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda. Y la Reina española la ha cumplido a rajatabla con un estilismo muy alejado de su zona de confort, pero con el que ha sorprendido gratamente, sobre todo por el gran despliegue de joyas, siguiendo la estela del pasado viernes en los Premios Princesa de Asturias, cuando estrenó los pendientes de diamantes y rubíes.

Los Reyes en Japón. (CP)
Los Reyes en Japón. (CP)

Pero empecemos antes por el vestido, quizá lo más arriesgado de todo el look. Se trata de un diseño de la cordobesa Matilde Cano de seda con fondo verde y estampado de hortensias en tonos rosados. De manga larga y con un cinturón verde incorporado, el modelo, realizado en satén, presenta escote cerrado por delante y otro redondo por detrás, dejando una parte de la espalda al aire. Está disponible en la web por 339 euros bajo petición.

La Reina ha completado su estilismo con una nueva cartera de mano rosa palo, el modelo Victoria Insignia de CH Carolina Herrera, valorada en 550 euros, y un tocado de la sevillana Nana Golmar, una diadema confeccionada artesanalmente en rafia y terciopelo rosa empolvado con la que ha peinado su melena hacia atrás, ondulando un poco las puntas.

El vestido de Matilde Cano.
El vestido de Matilde Cano.

El collar de chatones

Pero vayamos ya a las joyas, porque es en ese aspecto donde la Reina lo ha dado todo. Por primera vez, doña Letizia ha lucido uno de los collares de chatones, aunque es díficil saber cuál de los dos del joyero de los Borbón es en realidad. La reina Victoria Eugenia era una amante de los chatones y Alfonso XIII le regaló para su enlace un collar de Ansorena con 30 piezas valorado en 175.000 pesetas, siendo el presente de bodas más caro que recibió.

Cada vez que el Rey tenía que hacerle un regalo a su esposa, le entregaba dos diamantes que se incorporaban al collar. Fueron tantas las piezas que le entregó que al final el collar le llegaba a Ena por la cintura. Por eso decidió dividirlo, quedando uno más grande y otro más pequeño. Dejaría escrito en su testamento que "el grande", como ella lo llamaba, formaría parte del lote de joyas de pasar y recaería en don Juan, el heredero, mientras que el otro, más pequeño, con 27 diamantes, se lo dejó a su hijo Jaime.

Don Felipe y doña Letizia. (CP)
Don Felipe y doña Letizia. (CP)

Cuando don Juan Carlos ascendió al trono, doña Sofía recibió todas las joyas de pasar, en las que se incluía el collar de chatones grande, que ha lucido en infinidad de ocasiones. Sin embargo, en 1977, la que fuera segunda esposa de don Jaime subastó en Christie's el collar pequeño y en 1982 fue adquirido por alguien cercano a la Casa Real, volviendo así a manos de las mujeres Borbón. Parece que ahora doña Letizia luce la versión de 27 diamantes, pero no se puede asegurar.

Los pendientes, de diamantes y esmeraldas, ya los había lucido con anterioridad y pertenecen a la reina Sofía. Lo que es un verdadero misterio para nosotros es la pulsera que llevaba en la muñeca derecha y que nunca antes le habíamos visto. Llama la atención que ni incluso luciendo sus mejores joyas haya querido desprenderse del anillo de Karen Hallam de plata contrachapada bañada en oro. Como manda el protocolo, lucía su banda de la orden japonesa de la Preciosa Corona que le concedieron en su visita de Estado a Japón en abril de 2017.

La Reina. (Efe)
La Reina. (Efe)

Reina Letizia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
70 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios