Logo El Confidencial
75º ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE AUSCHWITZ

La reina Letizia, con diadema en Auschwitz: lo que dice el protocolo

El complemento que coronaba el sobrio look que llevaba doña Letizia en el 75º aniversario de la liberación de este campo de concentración ha generado división de opiniones

Foto: Los Reyes, en el 75º aniversario de la liberación de Auschwitz. (EFE)
Los Reyes, en el 75º aniversario de la liberación de Auschwitz. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Este lunes tenía lugar en Polonia la conmemoración del 75º aniversario de la liberación del campo de concentración de Auschwitz, con la celebración de una emotiva y sentida ceremonia a la que asistieron los reyes Felipe y Letizia, que coincidieron con algunos de sus homólogos, como los reyes de Holanda, los de Bélgica o Enrique de Luxemburgo, además de Victoria de Suecia y Haakon de Noruega. Y todas las damas reales tuvieron algo en común: dado el significado de la cita, todas escogieron el negro como color protagonista de sus atuendos.

Y hubo un detalle del look sobrio de la reina Letizia, con pantalones y abrigo en color negro, que no pasó desapercibido para nadie y ha generado división de opiniones. Se trata de la diadema que llevaba, también en color negro y a modo de tocado, mientras Máxima de Holanda y Matilde de Bélgica apostaron por tocados, tipo pill-box en el caso de la argentina y sombrero de ala corta en el caso de la belga. Pero, aunque no haya sido un complemento que haya convencido, lo cierto es que Letizia no se ha salido del protocolo y su indumentaria era más que correcta.

La reina Letizia y el rey Felipe, en el campo de concentración de Auschwitz. (EFE)
La reina Letizia y el rey Felipe, en el campo de concentración de Auschwitz. (EFE)

La etiqueta para este tipo de actos recomienda -no obliga- a las damas llevar la cabeza parcial o completamente cubierta. Mientras que para Máxima o Matilde el sombrero forma parte de su día a día y es habitual verlas con este tipo de complemento en sus diferentes citas, para Letizia no es así. Así que la diadema era una opción perfecta, intermedia entre el sombrero y la cabeza completamente descubierta, algo que sí hizo, por ejemplo, Victoria de Suecia, ignorando las recomendaciones del protocolo, como también hizo la primera dama de Polonia, Agata Kornhauser-Duda.

No hay duda de que Letizia optó por un perfil bajo para este acto, con un look cómodo y absolutamente sencillo, evitando así ser la protagonista. Pero es difícil que la Reina no dé que hablar, para bien o para mal, y en este caso ha sido una simple diadema la que le ha servido para tener tantos halagos como críticas, especialmente por el peinado escogido para lucirla. Y no es la primera vez que este complemento provoca tal división de opiniones, ya que también fue el tipo de tocado que llevó en Japón para la ceremonia de coronación de Naruhito.

Cabe destacar que al ser esta la primera vez que la Reina asistía a un acto de este tipo, quizás se fijó en los precedentes de Máxima y Matilde, quienes para la misma ceremonia cinco años atrás, con motivo del 70 aniversario de la liberación de Auschwitz, también lucieron sombreros o tocados.

Los reyes Felipe y Letizia, en el 75º aniversario de la liberación de Auschwitz. (EFE)
Los reyes Felipe y Letizia, en el 75º aniversario de la liberación de Auschwitz. (EFE)

Reina Letizia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios