Logo El Confidencial
EN VENA

Carmen Cervera podría retirar la denuncia a su hijo

Ni los buenos pensamientos que suelen acompañar las navidades han servido para que Carmen Cervera pudiera celebrar alguna de las fiestas con su hijo querido. Para

Foto: Carmen Cervera podría retirar la denuncia a su hijo
Carmen Cervera podría retirar la denuncia a su hijo

Ni los buenos pensamientos que suelen acompañar las navidades han servido para que Carmen Cervera pudiera celebrar alguna de las fiestas con su hijo querido. Para ella, la nuera no existe y, por lo tanto, el reencuentro tendría que haber sido clandestino, como ocurrió la última vez que se vio con Borja.

Entonces la reunión se celebró en el hotel Villamagna de Madrid y se suponía que serviría para limar asperezas. Más tarde, una de las partes filtró el cenáculo familiar, del que Blanca no sabía absolutamente nada. Al menos así se dijo y nadie lo desmintió.

Esta vez, ni la baronesa levantó el teléfono para desearle lo mejor a Borja ni a la inversa. Las relaciones materno-filiales continúan sin establecerse y de ahí que la baronesa haya pasado las navidades en Sant Feliu, solo con las mellicitas, que por primera vez probaron ostras y cava, dos de los elementos gastronómicos que forman parte del menú de Más mañanas.

El caso es que Tita no cerró en el 2010 varios de los frentes que tiene abiertos y ahí permanecen sin solucionar. Quizá el afectivo sea el que tenga un desenlace más o menos rápido, siempre que la baronesa retire la denuncia que interpuso contra Borja, Blanca y el abogado de ambos por revelación de secretos.

Hubo un momento en que sí se lo planteó, pero siempre referida al hijo. Parece que legalmente no se puede hacer y, por tanto, debe hacerse extensiva al resto de los denunciados. Y esta es la disyuntiva que tiene ahora que solventar si quiere recuperar por fin el equilibrio familiar.

Las niñas y Borja son sus únicos parientes directos y mantener ese distanciamiento no es bueno para nadie. Por eso, el hecho de que se lo haya planteado puede hacer que Borja también cambie de estrategia y, por  fin, se reencuentre con su madre.

El otro frente sin tramitar tiene que ver con la mala gestión de la ministra con relación a la colección privada. La baronesa tenía intención de cederla gratuitamente durante un año, pero González-Sinde le exigió dos, con lo cual no hubo posibilidad de negociar. Si con el tema del hijo es ella la que tiene que dar el primer paso, en el aspecto cultural debería ser la titular de Cultura quien retome las conversaciones y arregle el entuerto.

Enlaces relacionados

Borja se gasta el dinero de la herencia en un chalet de 5 millones de euros

Tita Cervera, la Belén Esteban de las ondas

Borja Thyssen: "Ojalá las cosas se arreglen"

En Vena
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios