Logo El Confidencial
EN VENA

Leonor y Sofía, las infantas invisibles

Las últimas imágenes no oficiales y sí oficiosas de las infantas Leonor y Sofia se remontan a la pasada Navidad, cuando acudieron con los primos Urdangarín

Foto: Leonor y Sofía, las infantas invisibles
Leonor y Sofía, las infantas invisibles

Las últimas imágenes no oficiales y sí oficiosas de las infantas Leonor y Sofia se remontan a la pasada Navidad, cuando acudieron con los primos Urdangarín y Marichalar al partido benéfico entre Nadal y Federer. Ese día quien manejaba la agenda era la reina y, por lo tanto, cuando van con ella no hay ningún problema para que los reporteros acreditados las fotografíen. Aunque la princesa hubiera querido que sus niñas fueran invisibles (que lo quiere siempre) no sería de recibo. 

Hace tiempo, cuando la primogénita Borbón/Ortiz acudió con la abuela Reina, Froilán y Victoria al espectáculo Disney sobre hielo, y posaron todos juntos, se armó la marimorena. Parece que a mamá Letizia le sentó fatal ese retrato para la posteridad autorizado por doña Sofía al considerar que la única que podía mostrar públicamente a la heredera era ella. Nunca más se publicaron imágenes de este tipo y cabe suponer que se recibieron órdenes estrictas en este sentido.
 
Si en el caso de los primos esta ausencia está más justificada (aunque tampoco, porque los niños se acompañan de seguridad pagada por el Ministerio de Interior), en el caso de Leonor y Sofía no tiene sentido. Desear que, para algunas cosas, las infantitas sean clase media y para los privilegios nietas reales es una contradicción que choca frontalmente con la postura del resto de hijos de monarquías ejercientes, que no tienen problemas para mostrar a sus pueblos respectivos a su descendencia.
 
No hay que olvidar que la esencia de la institución es precisamente la herencia de sangre y no la capacidad intelectual y profesional. Los súbditos de Holanda (Máxima y Guillermo), Bélgica (Felipe y Matilde), Noruega (Hakkon y Mette Marit), Dinamarca (Federico y Mary), Jordania (Abdalá y Rania), Luxemburgo (Enrique y María Teresa) están acostumbrados a que, periódicamente, aparezcan con sus hijos en escenas variadas de la intimidad familiar: esquiando, fabricando galletas, en la playa o en el castillo de turno. De esa forma, la monarquía mantiene su referencia en la vida cotidiana de los ciudadanos.
 
En España no hubo problemas hasta esta segunda generación, donde Letizia parece marcar las pautas. El Príncipe y sus hermanas Elena y Cristina celebraban públicamente hasta sus cumpleaños y el pueblo, que sólo estaba acostumbrado al NO-DO con la familia Franco hasta en la sopa, recibía el aire fresco de los Borbones.
 
Ahora todo ha cambiado y por no haber no hay fotos oficiales de la que será reina de España. Incluso tampoco se permiten imágenes si las niñas participan en actividades escolares comunes. Estas navidades hubo mosqueo por parte de algunos padres a los que se les sugirió que era preferible que no tomaran imágenes de la función navideña donde, además de participar sus hijos, estaban las niñas reales.
 
Y lo mismo en las fiestas de aniversario de los compañeros del colegio. Hace una semana, y según relataba la periodista Beatriz Cortazar, se celebró en un club de tenis de Aravaca, localidad cercana a Madrid, un cumpleaños al que acudió la infanta Leonor acompañada de su madre, que ejerció de guardaespaldas para que nadie inmortalizara a su hija o, en su defecto, apartarla para que no se uniera a los grupos habituales en estas celebraciones. Por ejemplo, foto de la anfitriona con la tarta y las amiguitas haciéndole coro, foto de los invitados jugando, foto de las niñas ayudando a la cumpleañera a abrir los regalos y, así, el álbum completo habitual en este tipo de encuentros sociales donde Leonor, igual que en otras ocasiones, se hace invisible por deseo expreso de mamá.
 
Cuenta la leyenda en forma de Peñafiel que las infantas ya saben que no pueden hablar de su vida privada ni de lo que pasa en su casa al resto de colegiales de su edad. Cualquier alumno es un paparazzi en potencia.

Enlaces relacionados

Las infantas Leonor y Sofía pasaron el día de Reyes con su prima Carla, hija de la fallecida Érika Ortiz

¿Dónde se comerán el roscón las infantas?

Leonor y Sofía se reencuentran con sus primos meses después

Los padres de los compañeros de colegio de las infantas, molestos con los príncipes

En Vena
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios