Logo El Confidencial
EN VENA

Urdangarin rompe el 'pacto de caballeros' con su socio Diego Torres

La relación del duque de Palma con Diego Torres iba más allá que la de socios empresariales. Mantenían una estrechísima amistad conocida no solo por los

Foto: Urdangarin rompe el 'pacto de caballeros' con su socio Diego Torres
Urdangarin rompe el 'pacto de caballeros' con su socio Diego Torres

La relación del duque de Palma con Diego Torres iba más allá que la de socios empresariales. Mantenían una estrechísima amistad conocida no solo por los familiares y amigos más directos, sino por cualquiera que mantuviera contacto con Torres, que presumía de esa intimidad. Constituían un tándem profesional y social perfecto.

Torres y su mujer participaban de los ambientes festivos y celebraciones de los Urdangarin  y lo mismo sucedía a la inversa. En los veranos solían formar panda y, una vez que los duques y sus hijos se trasladaron a Washington, Diego Torres les visitó en más de una ocasión. Cuando estalló el escándalo, las cosas no cambiaron en un primer momento, porque según indicaron en su día a Vanitatis, Urdangarin “estaba convencido de que todo quedaría en nada”. Pero no contaba con José Castro, el implacable juez instructor de esta causa de corrupción. 

Quizá el que sí tenía claro que la situación se complicaba al pasar los días era el amigo Diego que, no solo sufrió su imputación, sino también la de su mujer, a diferencia de la infanta Cristina, que por ahora ha quedado fuera del proceso. Torres no quiso declarar en su primera comparecencia a la espera de lo que dijera el resto de imputados. Sobre todo de las respuestas del cuñado real, y de ahí que organizara una estrategia para su defensa dando por sentado que el duque no iba a evadirse como lo ha hecho.

Más que nada porque había un ‘pacto de no agresión entre caballeros’ que Torres consideró que se había roto al señalarle Urdangarin como responsable de las decisiones contables de Nóos. El marido de la infanta afirmó que su función era únicamente llevar las relaciones institucionales a gran nivel con el consiguiente mosqueo del exsocio.

A petición propia ha pedido declarar y la fecha señalada era el próximo 22 de mayo, que ahora puede cambiar, porque Torres considera que se necesita más tiempo para preparar su defensa, visto el cariz que esta tomando el proceso. Entre otras cosas porque no está dispuesto, como ha confesado en privado, “a comerse él sólo el marrón”,  y mucho menos a compartirlo con su mujer. La estrategia del que fuera íntimo de los duques de Palma pasa ahora por ser mucho más dura al considerar que el amigo le ha traicionado.

En Vena
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios