Logo El Confidencial
EN VENA

La gran fiesta de Samaranch en Gstaad

Los bolsillos más pudientes de España despiden 2012 desde Gstaad, la estación alpina que cada año acoge a royals, modelos y celebrities nacionales e internacionales. Durante mucho tiempo, la

Foto: La gran fiesta de Samaranch en Gstaad
La gran fiesta de Samaranch en Gstaad

Los bolsillos más pudientes de España despiden 2012 desde Gstaad, la estación alpina que cada año acoge a royals, modelos y celebrities nacionales e internacionales. Durante mucho tiempo, la fiesta de Nochevieja que organizaba el matrimonio formado por Ana Patricia Botín y Guillermo Morenés, en el Gstaad Yacht Club del Grand Hotel Palace, contaba con lo más granado de la sociedad española como invitados. En cambio, las cosas han cambiado. Este año, Juan Antonio Samaranch Salisachs, hijo del fallecido presidente de honor del Comité Olímpico Internacional (COI), y su mujer serán los anfitriones del encuentro con más pedigrí. El matrimonio tiene previsto despedir el 2012 con sus amistades españolas. Y también con los extranjeros. Tal y como han contado a Vanitatis los amigos de la pareja que saben cómo reciben habitualmente, será una noche mágica con sorpresas y regalos para todos.

El lema entre todos los españoles poderosos que pasan parte de sus vacaciones navideñas en Gstaad, famosa también por convertirse en retiro de Roman Polanski, es mantener un perfil bajo. No están los tiempos para mostrar poderío económico, aunque ellos no tengan necesidades. Desde Samaranch a Botín, Cortina, Alcocer, Prado, Aristrain, Rodés o March se desplazan cada final de año hasta esta estación alpina, sinónimo de glamour y distinción. Unos tienen casa y otros disfrutan de la hospitalidad de los amigos. Y, entre los invitados a esta despedida del año en el que la crisis se ha agudizado todavía más, hay que destacar a parte de la llamada colonia española. Es decir, desde Alberto Cortina, Elena Cué y los hijos que el empresario tuvo con Alicia Koplowitz hasta su hermano Alfonso y Miriam Lapique.También suelen ser habituales Manuel Manrique, María Longoria y su marido el megamillonario Abdul Rahman El Assir, muy amigo del Rey, o los hijos de Juan Abelló y Ana Gamazo.

Todos ellos acuden en estas fechas a Gstaad y se reúnen en los lugares de moda como Rialto, Eagle Club o el Gstaad Yacht Club. En los días previos al 31, organizan fiestas y reuniones privadas. A los chalets se accede por garajes privados, por lo que es complicado saber quién entra y quién sale. En el caso de los influyentes patrios, se ha bautizado a su zona como la ‘colonia de los españoles’ y todos ellos comparten una privacidad absoluta. Donde más se les puede ver es encargando en Pernet, la tienda de delicatessen más distinguida de la estación, los cáterin exclusivos y carísimos de sus reuniones gastronómicas. En resumen, este coto privado al alcance de unos pocos se convertirá en el centro de reunión de los vips nacionales con Samaranch, que gestiona una boutique financiera llamada GBS Finanzas junto a Pedro Gómez Baeza, como anfitrión de primera categoría la última noche del año.

Eran otros tiempos

Gstaad es un pueblecito suizo donde los ricos y celebrities internacionales disfrutan de una intimidad que resultaría imposible en la otra estación de lujo, Saint Moritz. Después del día de Navidad, el lugar adquiere un notable trasiego de helicópteros con los titulares de las fortunas y sus ilustres invitados instalándose en sus palacios de invierno. Hasta allí llegaban cada año Ana Patricia Botín y su marido, Guillermo Morenés, para disfrutar de unas vacaciones blancas en uno de los lugares más elitistas de Europa.

Durante un tiempo su fiesta del 31 fue la más cotizada y, para acceder a ella, se utilizaban influencias que la mayoría de las veces no funcionaban, porque la hija de Botín no suele dejarse impresionar por fortunas de nuevo cuño. De hecho, hace años, estos tuvieron sus más y sus menos con Javier Hidalgo, el hijo del dueño de Air Europa que acudió a la fiesta y se marchó antes de tiempo por desajustes emocionales. Andrés Piedrahita, el que fuera hombre de confianza de Madoff en España, también solía acudir. Pero, al parecer, la crisis ha pasado factura al matrimonio. Eran otros tiempos. Ahora, Samaranch ha recogido el testigo y organizará la fiesta  más importante de todas.

En Vena
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios