Logo El Confidencial

Henar Ortiz, ¿tertuliana de lujo?

La tía Henar fue durante un tiempo familiar influyente en la vida de la sobrina Letizia. Ahora ya no existe relación íntima y así lo contó

Foto: Henar Ortiz, ¿tertuliana de lujo?

La tía Henar fue durante un tiempo familiar influyente en la vida de la sobrina Letizia. Ahora ya no existe relación íntima y así lo contó en la entrevista que concedió al programa Hable con ellas de Telecinco donde explicó que “hace mucho tiempo que no veo a Letizia y a las niñas”. Tendrían que haberla dejado hablar más, pero es lo que sucede con los diálogos corales, que el tiempo vuela. Las preguntas se alargan y las respuestas se hacen escuetas. Nos quedamos con las ganas de saber cómo eran esas charlas de “mujer a mujer” entre la joven que quería comerse el mundo y la tía liberal, republicana, laica y con ideas izquierdosas. Habría resultado interesante saber si los veranos asturianos eran una especie de ágora para la futura periodista o todo lo contrario, agostos locos compartidos con la Henar más disparatada. Dio claves interesantes y, sobre todo, quiso dejar claro que nadie marca las pautas de su vida.

La tía independiente ha sido la que más ha aparecido en prensa, con posados en las revistas de entretenimiento donde hablaba de antepasados ingleses con escudos de armas. De su sobrina muy poco, y era consciente de que ese interés podía volverse en su contra. Desapareció del mapa mediático durante un tiempo, hasta que ha vuelto con fuerza. Aseguran que si ha cobrado por las declaraciones televisivas lo ha hecho con un caché muchísimo más bajo que la choni o el chulo de turno liado con hijo o hija de personaje popular.

A diferencia del primo Rocasolano y su libro Adiós, princesa, donde las revelaciones fueron explosivas, la tía Henar ha sido cauta a la hora de relatar intimidades afectivas de su pariente. Ha mantenido la discreción que tiene que ver con los sentimientos ajenos. En cambio se suelta la melena en temas más frívolos, como es confirmar los arreglos estéticos de la sobrina que siempre se han negado desde Zarzuela. Henar Ortiz es en sí misma protagonista colateral. Sus comentarios en las redes sociales reivindicando posiciones contrarias a la “empresa” de su sobrina se convierten en noticia. Y cuando hace años en la prensa internacional la denominaban “principessa” no hizo nada por deshacer el entuerto. Le gustaba el título.

Da bien en cámara, controla los tiempos y, como su sobrina, tiene facilidad de palabra. No me extrañaría que dentro de algún tiempo la viéramos compartiendo tertulias televisivas con Pablo Iglesias, el líder de Podemos, o con Carmona, la alternativa a Botella en Madrid. Todo es proponerlo y si tiene que poner condiciones que las ponga. Henar Ortiz podría ser el nuevo descubrimiento mediático. Incluso la veo defendiendo a Amador Mohedano y su derecho a pasear libremente por Chipiona sin que nadie le cante la música de Sálvame. Sería la bomba y yo reivindico mi copyright.

 

Henar Ortiz, ¿tertuliana de lujo?

 

En Vena
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios