Logo El Confidencial

El bajo estado de ánimo del duque de Palma

Desde que comenzó el curso escolar, poco o nada se ha sabido de los duques de Palma. Las últimas imágenes de la familia Urdangarin Borbón que

Foto: El duque de Palma, Iñaki Urdangarin, en una imagen de archivo (Gtres)
El duque de Palma, Iñaki Urdangarin, en una imagen de archivo (Gtres)

Desde que comenzó el curso escolar, poco o nada se ha sabido de los duques de Palma. Las últimas imágenes de la familia Urdangarin Borbón que se publicaron eran las referidas al veraneo plácido del matrimonio, sus hijos y resto de parientes en Bidart. Esta localidad del País Vasco francés ha sido desde hace años el cuartel general de los Urdangarin. Una vez fueron repudiados en Marivent por razones obvias, la infanta Cristina y su marido se han dejado ver lo justo.

Volvieron a Ginebra y, a diferencia de la temporada anterior, esta vez no hubo prensa porque ya no resultaba rentable enviar a ningún reportero a cubrir la vida diaria de los “imputados” por el ‘caso Nóos’. La invisibilidad de la duquesa de Palma, y por ende la de su consorte, ha sido una realidad impuesta después de que el rey Felipe decidiera poner en práctica la línea editorial de su discurso de investidura, en el que destacaba adjetivos como “transparencia, honestidad, rectitud y lealtad” referidos al nuevo talante que iba a imperar en Zarzuela. El siguiente escalón fue colocar a las infantas en el organigrama real sin competencias institucionales y, por lo tanto, sin sueldo.

Todas estas decisiones han supuesto para el matrimonio, y sobre todo para Urdangarin, un motivo más para considerar que se les está tratando injustamente en su entorno más cercano. De hecho, no aparecer en los fastos organizados por Constantino y Ana María de Grecia para festejar sus bodas de oro ha llamado la atención. Y hay varias versiones para explicar esta ausencia.

Constantino de Grecia y su mujer durante sus bodas de oro (Gtres)
Constantino de Grecia y su mujer durante sus bodas de oro (Gtres)

Una ausencia, tres explicaciones

Una asegura que sólo estaba convocada Cristina y, por lo tanto, no era factible que acudiera en solitario. El no sin Iñaki es su mantra desde que el juez Castro inició la instrucción del ‘Caso Nóos’ y la hermana de Felipe VI ha mantenido esa idea contra viento y marea. Ser señora de Urdangarin y conservar a su familia unida ha primado por encima de su rango como infanta de España. La otra versión para no participar en la fiesta de aniversario de sus tíos en Atenas tendría que ver también con su marido, que no se encuentra en su mejor momento emocional y mantiene un perfil absolutamente bajo con respecto a participar en jolgorios con repercusión mediática.

El duque, que sabe que su situación procesal es muy complicada, y que públicamente se le considera el causante del descrédito de la institución, necesita equilibrar su vida y el apoyo profesional como en su día hizo la infanta Cristina. El aislamiento real que sufre su mujer, más la falta de trabajo (oficialmente no tiene dedicación laboral), unido a la posibilidad de que la infanta Cristina no sea ‘desimputada’ y la repercusión de todos estos factores en los hijos influye en su vida diaria y aseguran que su estado de ánimo es muy bajo.

Habría también una tercera explicación, aunque ésta mucho más frívola. Aparecer en las fotos con los Grecia de smoking, él y de largo ella como si no hubiera pasado nada, los convertiría otra vez en motivo de crítica.
En Vena
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios