Logo El Confidencial

Las fotografías 'prohibidas' de la Reina Letizia bebiendo cerveza

Cada vez que la Reina Letizia realiza una escapada privada, hay imágenes que nunca llegan a publicarse. Fotos nunca realizadas que quedan en la retina del

Foto: La Reina Doña Letizia en el festival Dcode (Vanitatis)
La Reina Doña Letizia en el festival Dcode (Vanitatis)

Cada vez que la Reina Letizia realiza una escapada privada, hay imágenes que nunca llegan a publicarse. Fotos nunca realizadas que quedan en la retina del paparazzi de turno, porque los responsables de seguridad impiden el trabajo, y otras fotos que se compran para ser guardadas. Hace años, a este trueque se le bautizó eufemísticamente como “cadena de favores” y hasta Lady Di formó parte de ese engranaje, aunque luego sirviera para poco. La princesa del pueblo negociaba y pactaba directamente con su fotógrafo de cabecera, al que daba las exclusivas.

Ahora es más complicado controlar este tipo de historias, porque cualquier ciudadano con su móvil puede dejar constancia de los movimientos de las celebridades, incluidas las pertenecientes a familias reales. Cuando la Reina empezaba a dar sus pasos como princesa, apareció en un par de ocasiones bebiendo cerveza en alguno de sus recorridos gastronómicos, o sidra en el stand del Principado en IFEMA o en los almuerzos previos a los Premios Príncipe de Asturias. Después, nunca más.

La Reina brindando junto al presidente mexicano, Enrique Peña (Gtres)
La Reina brindando junto al presidente mexicano, Enrique Peña (Gtres)

Si hubo fotos parecidas se perdieron en el camino, como ha sucedido ahora con unas imágenes festivas de la Reina en una de sus salidas musicales. Se trataba del festival DCode, que se celebró hace dos semanas en la Universidad Complutense. Vanitatis obtuvo las primeras fotografías de Doña Letizia en uno de los conciertos. Las amistades que la acompañaban en esta noche lúdica se encargaron de comprar las latas de cerveza que luego se repartieron y a la Reina le tocó la suya. En ningún momento se escondió, entre otras cosas porque no tendría por qué hacerlo y, ya rizando el rizo, porque hasta podría tratarse de una sin alcohol.

Lo llamativo del caso es que había el suficiente material gráfico de esa noche, pero sorprendentemente se ha evaporado. Si vemos a la reina Máxima de Holanda bebiendo champán, a la reina de Inglaterra con su pinta de cerveza, no hay razón para que la reina Letizia se beba la suya sin que por eso se hunda el mundo. Aún hay compañeros de TVE que recuerdan cómo era habitual que convocara a unas cañitas cuando era simplemente la compañera Letizia. A veces los palmeros son su peor enemigo.
En Vena
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios