Sálvame: Jaime de Marichalar, ¿a quién teme el exduque de Lugo?. Blogs de En Vena
tras desmentir a vanitatis

Jaime de Marichalar, ¿a quién teme el exduque de Lugo?

El exmarido de la infanta Elena desmintió sus declaraciones comparando España con una república bananera

Foto: Jaime de Marichalar en un fotomontaje de Vanitatis.
Jaime de Marichalar en un fotomontaje de Vanitatis.

Jaime de Marichalar ha tardado una semana en desmentir unas declaraciones realizadas a Vanitatis previas a la entrega de premios de poesía de la Fundación Loewe. Recién llegado de Holanda, donde había acudido a la feria de antigüedades como él mismo me confirmó, no tuvo inconveniente (como otras veces) en responderme a una serie de cuestiones mientras se servía el cóctel. No hubo ninguna reacción en contra por su parte, sino todo lo contrario. Durante un cuarto de hora la conversación giró en torno a sus viajes fuera de España, sus hijos y asuntos de actualidad.

Esa semana, los temas recurrentes relacionados con su familia política y propia tenían que ver con los desencuentros de su hijo Felipe en una discoteca y con las grabaciones sobre la vida afectiva del abuelo de sus hijos y exsuegro, el rey emérito. Marichalar, que nunca fue el yerno predilecto de don Juan Carlos (ese puesto ocupaba Urdangarin) y que ocasionó con su salida de la familia real que le dieran de baja en todos los consejos de administración, contestó con toda naturalidad a mis preguntas. Sabía, como ha sucedido en otras ocasiones, que sus respuestas se publicarían en Vanitatis al acudir a un acto con cobertura periodística y en el que era libre de responder o no. Ese mediodía lo hizo.

Jaime de Marichalar en una imagen de archivo. (Gtres)
Jaime de Marichalar en una imagen de archivo. (Gtres)

La primera cuestión era clara y directa: “¿Qué le parece que se publiquen conversaciones privadas del rey?”. Su respuesta también lo fue: "No entiendo este ataque injustificado e injusto hacia la Corona. ¿Cómo se puede hacer esto? ¿A quién le interesa si ha tenido amistades o no el rey? Me parece inadmisible y todo esto empaña la imagen de España. ¿Qué está pasando? Solo suceden estas cosas en las películas donde aparecen repúblicas bananeras. La imagen del rey fuera de España es impecable y aquí se la quieren cargar. No lo entiendo”.

Incluso con respecto a su comparación de república bananera, surgida a raíz de publicarse la intimidad real, fue aún más explicito y comentaría (sin ningún tipo de presión) que sus amistades extranjeras estaban impresionadas porque en España los medios reflejasen la historia. Aseguraba que no lo entendían, habida cuenta del gran servicio del monarca al país durante todos estos años. Hasta aquí el tema real. Con respecto a Felipe/Froilán fue también contundente y entendible como padre. “No hay derecho. Al final no va a poder venir a su país. Es terrible”. Incluso se tomó a broma que, en un futuro, su hijo quisiera ser torero. “Ni de broma”, dijo.

Una de las declaraciones de Marichalar sobre su hijo. (Telecinco)
Una de las declaraciones de Marichalar sobre su hijo. (Telecinco)

Estas manifestaciones no tenían mayor recorrido y, sobre todo, dejaban al exduque en buen lugar, como sucedió en otras ocasiones cuando recabé con él la veracidad sobre los insultos de su hijo a un asiático, sus malas notas e incluso el hecho de que acudiera a una discoteca siendo menor de edad. Todas estas historias fueron publicadas en su momento y sin desmentidos.

Pero todo ha cambiado una semana después cuando desmintió a un redactor de 'Sálvame' la información publicada en Vanitatis bajo el título 'Marichalar compara a España con una república bananera por sus ataques al rey'. No solo negó que hubiera mantenido una charla con quien esto firma, algo avalado por muchos invitados que acudieron a la cita de la Fundación Loewe, sino el total de sus declaraciones.

¿Y cual sería la explicación a esta pérdida de memoria? Una de ellas tendría que ver con lo poco que gustó en Zarzuela que opinase del tema de las relaciones afectivas de don Juan Carlos aunque fuese en su defensa. Una prevención que se reflejó también una semana después, al desmentir sus manifestaciones a Vanitatis. En su razonamiento, me explicaba que “a raíz del artículo se ha montado la mundial y se ha utilizado para seguirnos atacando injusta y ferozmente a mí y mi entorno”. Me aseguraba que siempre había sido una persona discreta y que nunca se había aprovechado de “nada ni de nadie y menos de mi matrimonio, lo cual es normal en gente de bien y con mínimos principios”.

Y, por supuesto, consideraba que esos ataques personales tenían que ver con la referencia a la república bananera que hizo en su día y que a día de hoy sigue negando. La pregunta sin respuesta es: ¿a quién teme Marichalar para cambiar su discurso y negar la evidencia?

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

En Vena

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios