vuelta al cole 2017 en zarzuela

A falta de Leonores, buenos son Froilanes

La princesa Leonor no posó el día que iniciaba sus clases por decisión paterna. A Froilán, sin embargo, sí le hemos visto entrar en las aulas este lunes

Felipe Juan Froilán de Todos los Santos es el único miembro de la familia real directa que ha cubierto las expectativas de los medios en su inicio universitario. A falta de los posados de sus primas la Princesa de Asturias y la infanta Sofía, que en su primer día de colegio entraron de tapadillo, se agradece la visibilidad del nieto preferido de don Juan Carlos. Y más aún cuando tampoco hay información gráfica de los Urdangarin, que continúan viviendo el exilio dorado en Ginebra a la espera de las resoluciones de los recursos interpuestos por el padre de familia para alargar su ingreso en prisión.

El hijo de la infanta Elena y Jaime de Marichalar no utilizó estrategias disuasorias para entrar en el centro y se dejó ver a cara descubierta. El joven podía haber llegado en coche y lo hizo caminando y sin entorpecer el trabajo de los reporteros que le esperaban en la calle. A las nueve de la mañana de este lunes, Felipe (le disgusta que le llamen Froilán) hacía su entrada en el CIS The College for International Studies ubicado en el barrio de Salamanca donde ha iniciado el primer curso de Business. El establecimiento académico se encuentra muy cerca del domicilio de su padre y a pocas paradas de autobús de la vivienda familiar que comparte con la infanta Elena y con la hermana Victoria.

Se salió con la suya: estudiar en Madrid

Cuando sus padres se divorciaron, la custodia la mantuvo la madre con un convenio regulador estricto para Jaime de Marichalar. Ahora el acuerdo solo se mantiene con Victoria. Felipe, ya mayor de edad, duerme muchas veces en la casa de su padre, que le pilla más cerca de los lugares de ocio que frecuenta y por supuesto del centro universitario.

La infanta Elena y sus hijos Felipe Juan Froilán y Victoria Federica. (EFE)
La infanta Elena y sus hijos Felipe Juan Froilán y Victoria Federica. (EFE)

Para el sobrino primogénito de Felipe VI, llegar a convertirse en universitario no ha sido fácil. Pasó por varios colegios y un internado en Sigüenza (Guadalajara) con resultados académicos regulares. Hasta que por consejo de la reina Sofía acabó en Washington en un internado marcado por una importante disciplina. Si los alumnos no sacaban buenas notas, no había salidas de fines de semana y tampoco vacaciones en Halloween o Día de Acción de Gracias. Felipe aprendió la lección y se graduó en junio pasado con buenas notas.

El siguiente paso fue pactar con sus padres para continuar sus estudios superiores en Madrid, como así ha sido. La primera idea de Felipe Marichalar era estudiar ICADE o CUNEF, pero su currículo académico no era el mejor para estas carreras ya que las exigencias son muy altas. En cambio, en CIS The College for International Studies las exigencias son menores. El ideario del centro se basa en principios humanistas y con un sistema “mucho más accesible para el alumno”, como figura en su página web.

En Vena

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios