Se acabó la 'barra libre' para la monarquía
  1. Celebrities
  2. Malas Lenguas
Gema López

Malas Lenguas

Por
Gema López

Se acabó la 'barra libre' para la monarquía

El huracán Urdangarin, Noós, García Revenga, junto a los pecados de Don Juan Carlos, públicos y privados, han llevado al actual monarca a romper la contaminación reinante

Foto: La Familia Real, el día de la proclamación de Felipe VI (Gtres)
La Familia Real, el día de la proclamación de Felipe VI (Gtres)

El huracán Urdangarin, Noós, García Revenga, junto a los pecados de DonJuan Carlos, públicos y privados, han llevado al actual monarca a romper la contaminación reinante durante siglos en el seno de una familia cuyas amistades peligrosas, redes de favores y regalos en especie, a cambio de nunca se supo qué, han herido de muerte a una institución que tiene que cortar cabezas para sobrevivir.

Esta semana se conocía la nueva estrategia del actual Rey para lavar una imagen y convertir en transparente lo que hasta ahora ha sido más que turbio. Desde el 1 de Enero próximo, nada de billetes gratis para viajes no oficialesni regalos excesivosni herencias excéntricas. Algo que a priori parece lógico y normal, hace sospechar que hasta el momento todo ha sido‘barra libre’ para la monarquía.

Entiendo bajo esta noble intención, pues, que muchos de los viajes a paraísos lejanos que se efectuaron en otros tiempos eran pagados de aquellas maneras o regalados a cambio de negocios desconocidos, que han puesto en entredicho la moralidad de la institución. Entiendo de la misma manera que, a partir de ahora, cuando los actuales reyes se desplacen en sus vacaciones al extranjero, quedará claro en casa de quién se alojan.

Hasta la fecha, bajo el argumento de que esos viajes pertenecían a su estricta vida privada, se desconocía si algún magnate les dada cobijo, sin que los españoles supiesen muy bien cómo se les iba a devolver ese favor.

Esta manera de dar luz implicará también que nada de negocios. Urdangarin y García Revenga han sido la punta del iceberg de una manera de hacerdinero y de establecer relaciones comerciales, gracias a un membrete en el que aparecía dibujada la corona. Lo curioso es quequien precisamente ha llevado al caos y la desconfianzasiga viajando en businesscon escolta y salga por la puerta de autoridades de los aeropuertos, como un alto cargo del Estado.

Ni se ha cuidado el fondoni sehan cuidado las formas y ha llegado la hora de podar, de cerrar la veda, de poner coto y de demostrar que aquello de la conducta ejemplar no es solo una frase, sino una realidad.

Familia Real Española Iñaki Urdangarin Rey Felipe VI