Si te hacen el submarino… te la han vuelto a liar en tu relación

No se trata de una postura sexual al estilo del Circo del Sol. Ni de que entonéis juntos la canción más amarilla de los Beatles. Esto puede ser muy grave. ¿Está pasando de ti?

Foto: ¿Qué es el submarino? Marita te lo explica. (Imagen de 'Átame', de Pedro Almodóvar)
¿Qué es el submarino? Marita te lo explica. (Imagen de 'Átame', de Pedro Almodóvar)

No es nuevo eso de que nuestras aventuras nos ignoren por completo, ¿verdad? El cine y la literatura viven de ello y nuestros diarios no habrían logrado completar tantas páginas en nuestra adolescencia si Cupido se hubiera comportado. Pero al hacerlo hoy en un contexto en el que las apps de citas hacen muy complicado tener una relación sin obstáculos ni filtros Valencia, cada día surgen nuevos términos con los que explicar a tus amigas que tu chico está pasando olímpicamente de ti.

Lo último es que te hagan el submarino y créeme: no se trata de una postura sexual digna del Circo del Sol. Esta nueva forma de ignorarte aúna ingredientes del ghosting con destellos de los zombis sentimentales. Cuando todo va sobre ruedas, sin saber cómo, tu pareja desaparece de la faz de la tierra. Boom. Ciao. Pero sin decirte 'ciao', claro. Esa maldita doble aspa azul te hace saber que ha leído tu último mensaje, pero deja que te hagamos un spoiler: no piensa contestarte.

Porque en los submarinos sentimentales, al estar bajo las aguas y bajo la presión de las emociones, uno pierde la cobertura, ¿no? Eso parece, porque pasados unos meses, cuando has dado por hecho que tu amante ha pasado a mejor vida, ese submarino sentimental vuelve a dar señales. De repente, cuando menos te lo esperas, te pregunta cómo estás y te propone salir a tomar algo. Y claro… Tú sabrás como manejar las nuevas olas.

Porque querida: lo que respondas, como es lógico, depende únicamente de ti. Plantéate si realmente quieres seguir viendo a alguien que ha sido capaz de ignorarte sin pudor durante meses. La primera vez que un hombre te la lía es su error, pero la segunda -creo yo-, el tuyo. Cuando ya te han dado señales de que algo no anda bien y le das otra oportunidad, si todo vuelve a fallar no será de extrañar que tu mejor amiga te suelte un “sabías a lo que venías”.

Quizás creas que el que te hace el submarino es exactamente igual que el que se comporta como un zombi en la relación, pero no. El que navega bajo las aguas es mucho peor, porque mientras que el zombi, ese que ha desaparecido para volver a dar señales pasado el tiempo, es consciente de haberlo hecho, el conductor del submarino hace como si nada hubiera pasado. Y ya te puedes imaginar qué cositas pueden haber ocurrido durante su estancia en un mar (o en varios) desconocidos…

Cuando un hombre desaparece y vuelve pasado el tiempo, ¿qué crees que ha pasado? Yo tiendo a pensar que ha conocido a otra y que la cosa no ha salido bien. Porque en una realidad en la que las aplicaciones hacen que haya miles de futuribles parejas a nuestro alrededor, el miedo al coste de oportunidad amoroso es atroz. Lo único que tengo claro es que no me gustan los submarinos, porque si has abandonado el barco, exijo saber la razón por la que lo hiciste. Y luego veremos si puedes volver a ser miembro de la tropa.

Portada de 'Antimanual de autodestrucción amorosa' (Editorial Aguilar)
Portada de 'Antimanual de autodestrucción amorosa' (Editorial Aguilar)

'Antimanual de autodestrucción amorosa' (ed. Aguilar) es el primer libro que publica la periodista Marita Alonso, quien se ha convertido en nuestra consultora semanal en cosas de amor, desamor, sexo y otras dichas y desdichas. Plantéale tus preguntas e intentará darles respuesta.

En la cama con Marita

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios