Logo El Confidencial
vuelos sin turbulencias

Consejos para viajar con juguetes eróticos sin dramitas

Si te has planteado llevarte algún juguete sexual contigo de viaje, no te preocupes: sabemos todos los secretos para que el vuelo no tenga turbulencias.

Foto: 'Los amantes pasajeros'.
'Los amantes pasajeros'.

Quizás ya hayas disfrutado de tus vacaciones o tal vez te dispongas a descansar próximamente, pero sea cual sea el caso, tenemos que abrir un melón. Un melón… peliagudo. Un melón... algo incómodo. Vayamos a ello. Si tienes algún juguete sexual, tal vez le hayas cogido cariño -esta frase es un enorme eufemismo, y soy consciente- y quieras llevártelo de viaje -aunque lo mejor es que no te fotografíes con él y subas la imagen a Instagram, por supuesto-.

Hace un mes, escribí acerca de un juguete sexual I-M-P-R-E-S-I-O-N-A-N-T-E tras aconsejármelo una de mis mejores amigas, que poco después me confesó que piensa llevárselo a cualquier sitio durante las vacaciones o en viajes de trabajo. En ese momento, me asaltó una duda. ¿Con qué problemas te puedes topar si viajas con juguetes sexuales?

Para resolver mis inquietudes, hablé con el equipo de Amantis, que solucionó en un momento todas mis dudas.

Cuidado con el destino

El país más restrictivo es Vietnam, que confisca todos los artilugios sexuales que detecten en la aduana, aunque los devuelven una vez se abandone el país. En el caso de llevar material LGTBI+, el asunto se complica en muchos países, en los que llevar un libro homosexual o un dildo anal puede ser un gran problema.

Atención al equipaje de mano

Como era de esperar, las esposas y los objetos punzantes están prohibidos, así como las 'herramientas' de más de 17,5 cm de largo. Si llevas contigo un vibrador o cualquier otro juguete con batería, quítale las pilas antes de comenzar el viaje para evitar shows innecesarios. Desde Amantis nos comentan que si prefieres facturarlo y el vibrador es con batería integrada, podría hacer saltar la alarma, pues las baterías de litio están prohibidas en bodega.

¡Esos líquidos!

Si no consigues convencer a los de seguridad de que no planeas cometer un crimen con tu protector solar de 125 ml, imagina lo que te va a costar que te dejen pasar un lubricante de 100 ml, así que haz el favor de optar por productos monodosis.

Portada de 'Antimanual de autodestrucción amorosa' (Editorial Aguilar)
Portada de 'Antimanual de autodestrucción amorosa' (Editorial Aguilar)

Antimanual de Autodestrucción Amorosa (ed. Aguilar) es el primer libro que publica la periodista Marita Alonso, quien se convierte a partir de hoy en nuestra consultora semanal en cosas de amor, desamor, sexo y otras dichas y desdichas.

En la cama con Marita
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios