Logo El Confidencial
ESCUELA DE GLAMOUR

De Cary Grant a Colin Firth: el regreso del gentleman

Qué bien sienta echar un vistazo a los nuevos ídolos ‘forracarpetas’ y darse cuenta de que, entre tanto jovenzuelo despeinado y con aspecto de drogadicto chic,

Foto: De Cary Grant a Colin Firth: el regreso del gentleman
De Cary Grant a Colin Firth: el regreso del gentleman

Qué bien sienta echar un vistazo a los nuevos ídolos ‘forracarpetas’ y darse cuenta de que, entre tanto jovenzuelo despeinado y con aspecto de drogadicto chic, sigue habiendo sitio para los grandes clásicos de la belleza masculina, es decir, esas estrellas cuyo atractivo, clase y elegancia atemporal continúan marcando tendencia. Y es que el look gentleman vuelve a estar de moda. Tom Ford y su ‘single man’ tienen mucha culpa... O mejor dicho, gracias a su savoir faire, el hombre sofisticado y carismático, por dentro y por fuera, ha regresado a escena.

La reciente revisión cinematográfica de uno de los gentleman británicos más famosos, léase Sherlock Holmes, ha renovado el gusto por la elegancia en la moda masculina. La sobriedad victoriana de la época del popular detective es ahora puro desenfado, y sin perder el glamour. El propio Jude Law, protagonista de la última versión, lo sabe muy bien, pues no ha dudado en traspasar su clase de dentro a fuera de la pantalla. Junto a él, otros actores británicos como Ewan Mcgregor también han heredado la elegancia de la tierra.
Muy diferente a estos últimos, más maduro, pero tanto o más elegante es Colin Firth (el citado ‘single man’ de Tom Ford), que bien podría haberse llevado también el Oscar al ‘mejor porte’ del año, pues con o sin tartamudez, el actor británico representa como nadie las claves para ser un perfecto gentleman, por delante incluso de su colega Hugh Grant, eterno poseedor de tal título.
De cerca les sigue otro inglés, Clive Owen, un James Bond en potencia, y es que aunque su nombre sonaba como favorito para encarnar a este personaje en las últimas entregas, fue otro compatriota, Daniel Craig, quien finalmente se hizo con el codiciado rol, 100% gentleman. De haber sido inglesa (requisito imprescindible para interpretar a Bond, James Bond en la gran pantalla), la seductora sonrisa de George Clooney sería inmejorable. Pero no nos engañemos, Sean Connery solo hay uno.
En cuanto a las jóvenes promesas británicas, celebrities como Robert Pattinson, Jonathan Rhys-Meyers o Ben Barnes han conseguido dar una vuelta de tuerca a este siempre acertado look, renovando el clásico y aportando un toque de frescura y rebeldía. Una nueva generación de guapos gentlemen, cuyo apelativo actual podría llevar delante una de esas palabrejas modernas como new o urban.
Aunque si hablamos de distinción hay que citar a un australiano: Hugh Jackman. Atractivo, polifacético, comprometido, divertido, con clase... Un ‘semi-dios’ (que dirían algunas) adorado tanto por ellas como por ellos que, con permiso de los ingleses, refleja a la perfección la clave para saberse un gentleman: aprender de Cary Grant, quien se convirtió en uno de los actores favoritos del público por su capacidad de empatía, cautivadora presencia y versátil talento. Puede que no haga falta ser inglés para ser un gentleman... pero ayuda.

Sígueme en twitter.com/lauraslara


Entradas anteriores

- El desaprovechado 'waka-look' de Shakira

- El estilo de Guardiola deja fuera de juego a Cristiano

- Johnny Depp, un freaky con mucho estilo

Escuela de Glamour
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios