Logo El Confidencial
ESCUELA DE GLAMOUR

Tom Cruise, 30 años marcando tendencia

Los 50 son los nuevos 40 (y hasta 30), o eso es lo que cualquiera piensa al ver a Brad Pitt, Johnny Depp, Jon Bon Jovi, Antonio

Foto: Tom Cruise, 30 años marcando tendencia
Tom Cruise, 30 años marcando tendencia

Los 50 son los nuevos 40 (y hasta 30), o eso es lo que cualquiera piensa al ver a Brad Pitt, Johnny Depp, Jon Bon Jovi, Antonio Banderas o George Clooney. Algunos de ellos superan el medio siglo y siguen tan frescos como una lechuga e incluso más guapos que con 20. Son maduros interesantes, como se dice ahora, lo mismo que Viggo Mortensen, Hugh Grant, Russell Crowe o Clive Owen, y para muchos, los hombres más deseados del planeta. A sus 50, Tom Cruise se une al club de guapos que mejoran con el tiempo y, a punto de estrenar Oblivion (12 de abril), una película de ciencia ficción basada en la novela gráfica de Joseph Kosinski, mantiene intacto su atractivo. (Ver galería de imágenes)

En plena forma, así está a día de hoy ese chico que nos encandiló con sus sonrisa perfecta (una vez arreglada su dentadura) y su mirada traviesa (después de perfilar bien esas cejas) allá por los 80. Y es que Tom Cruise se convirtió en el auténtico sex symbol de la década sin ser especialmente guapo. Muchas me condenarán por este comentario, pero es cierto, de muy jovencito era simpático pero no un bellezón, no se engañen. Eso sí, derrochaba encanto y contagiaba una energía que a día de hoy no parece habérsele agotado.

A su favor hay que decir algo que, por su evidencia, está por encima de cualquier otra apreciación. Tom Cruise es y será siempre el actor al que mejor le sientan las gafas de sol. Sobre todo las de Ray-Ban, las cuales puso de moda en dos películas: Top Gun (las míticas Aviator que se renuevan cada año) y Risky Business (el modelo Wayfarer que volvió con fuerza el verano pasado).

El eterno héroe/espía de la cinematografía estadounidense tiene fama de 'crecido'. Pero no por su altura, tema tabú para un actor de metro setenta acomplejado, sino por su carácter y seguramente por la envidia acumulada a lo largo de treinta años de carrera. Más allá de los lujos y caprichos propios de una estrella, lo cierto es que a su paso por España siempre ha dejado buenas impresiones. Más allá de su divertido y entregadísimo paso por 'El Hormiguero', atiende sin mirar el reloj a las hordas de fans que se congregan a las puertas de los cines cada vez viene a la capital. Incluso hay quien asegura que mantiene una estrecha relación con la familia de Penélope Cruz, con quien salió durante algún tiempo. Del póster de encima de la cama a tenerle entre las sábanas. Mire usted, los sueños a algunas se les cumplen.  

A pesar de su 'problemilla' con la talla, le gustan las mujeres altas. Ha estado casado con Mimi Rogers (sí, de verdad), Nicole Kidman y Katie Holmes, todas un palmo por encima de él, y ha cambiado de imagen tantas veces como películas ha protagonizado. Peli arriba, peli abajo. Melena larga, pelo rapado; rasurado perfecto, barba de tres días... Cruise tiene uno de esos rostros a los que parece sentarle bien cualquier look, si bien yo me quedo con ese cabello 'ni corto ni largo' que él maneja con soltura. Ya saben, haciendo ese gesto de cabeza tan suyo.

En contra de este actor que con un talento más bien justito para la interpretación ha sabido moverse como Mario Bros entre pantallas (de Rain Man a Misión: Imposible o de Magnolia a Noche y Día), trabajando con directores de la talla de Coppola, Kubrick o Scorsese, tan solo una cosita. Desde que se conoció su afiliación a la Cienciología y empezó a potrear por los sofás de los platós de televisión, perdió mucho glamour. La misma Paramount decidió prescindir de él entonces.. y poco después también Katie Holmes. Y es que se puso muy cansino, todo hay que decirlo.

No obstante, si algo hay que reconocerle a Tom aparte de buen gusto para la ropa y su siempre acertado estilo sobre la alfombra roja, es que es uno de los pocos actores que han conseguido gustar por igual a sus seguidoras femeninas y al público masculino después de Legend y Top Gun. Pocos han logrado forjar su fama como actores tanto de historias románticas como de acción. A mí me apetece verle en una comedia. Junto a Brad Pitt, por ejemplo. Dos guapos oficiales con una vena chistosa demostrada (Tropic Thunder, Malditos Bastardos) pero aún por explorar. Ahí lo dejo. 

Escuela de Glamour
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios