Raquel del Rosario, una marca-tendencias 'talla S'
  1. Estilo
  2. Escuela de Glamour
Laura S. Lara

Escuela de Glamour

Por
Laura S. Lara

Raquel del Rosario, una marca-tendencias 'talla S'

Se abre el telón y aparece una artista popular, novia de otro famoso, adicta a las redes sociales, con gusto para la moda, convertida en 'it

Foto: Raquel del Rosario, una marca-tendencias 'talla S'
Raquel del Rosario, una marca-tendencias 'talla S'

Se abre el telón y aparece una artista popular, novia de otro famoso, adicta a las redes sociales, con gusto para la moda, convertida en 'it girl' gracias a su blog y capaz de hacer que se agote una prenda en cuestión de horas con sólo hacerse una foto... No, no es Paula Echevarría, pero podría. 

Raquel del Rosario, vocalista de El Sueño de Morfeo, ex mujer de Fernando Alonso y trendsetter en sus ratos libres a través de su propia bitácora en Elle (con imágenes hechas por su nuevo novio, fotógrafo), representará a España el próximo sábado en el Festival de Eurovisión. Sobre la canción hay opiniones de muchos tipos, pero lo cierto es que todos los ojos están puestos en ella por descubrir qué llevará puesto en su gran noche. Ya sabemos que vestirá de YolanCris y llevará joyas de Aristocrazy. Lo que queda por ver es si se despedirá por fin del look aniñado que la persigue desde siempre y dará rienda suelta a su lado más 'roquero-barra-salvaje'. Que tenerlo, lo tiene... O eso nos han dicho.

Vestirse como una adolescente ha sido siempre la seña de identidad de la canaria, tanto que durante sus primeros años al frente del grupo las camisetas cortadas, los pantalones anchos, los shorts y las sudaderas de colores y las deportivas eran como su segunda piel. Por aquel entonces también hacía sus pinitos como actriz en la serie Los Serrano, llegando a hacer dudar a Fran Perea por su sorprendente parecido a la Verónica Sánchez de antaño.

Esa melenita con flequillo y ese aire juvenil y estudiadamente desenfadado marcaron tendencia. Después, Raquel empezó a salir con el piloto de Fórmula 1, se quitó el piercingse cortó el pelo y su look adquirió un aire más... ¿sofisticado? En su fondo de armario aparecieron mini vestidos, taconazos, firmas y diseño. El tono de su piel se bronceó para siempre y el rouge se hizo indeleble en sus labios.

Hoy, la 'celta' es un icono de estilo para sus parroquianas y muestra absoluta devoción a etiquetas como Ewan (de su propio guitarrista) y Forever21. Qué ironía lo de esta última marca, pues a sus treinta añazos no esconde haberse comprado más de una prenda en Zara niños. Veintiuno para siempre... ¿Dónde hay que firmar?