Logo El Confidencial

El desconocido homenaje de Begoña Gómez a Truman Capote ante Letizia

Tal y como ha desvelado la propia diseñadora, el vestido, de nombre Capote, suponía un auténtico homenaje a Truman

Foto: Letizia y Begoña en un encuentro anterior. (EFE)
Letizia y Begoña en un encuentro anterior. (EFE)

Begoña Gómez fue la noche del 27 de febrero una de las más buscadas de la velada. No era para menos. Su presencia en la cena de gala ofrecida por los Reyes en el Palacio Real en honor del matrimonio presidencial de Perú se esperaba como agua de mayo y su look fue uno de los que más curiosidad despertó. Y no nos referimos solo a que debía competir estilísticamente con doña Letizia e Isabel Preysler, entre otras.

[LEER MÁS: Begoña Gómez se apunta a la marca española favorita de Priyanka Chopra y Taylor Swift]

Tras la cena en honor del mandatario chino y su esposa unos meses antes, su look fue tan espectacular que consiguió proclamarse como el mejor de la noche y en esta ocasión la esposa de Pedro Sánchez no defraudó.

Begoña apareció en el salón del Palacio de Oriente con un imponente vestido negro, largo y bordado de tachuelas de Teresa Helbig. Sin embargo, hasta ahora no hemos sabido el significado que ocultaba el vestido, una vez más, por cierto, firmado por un diseñador español.

Begoña Gómez a su llegada a la cena de gala. (Limited Pictures)
Begoña Gómez a su llegada a la cena de gala. (Limited Pictures)

Inspirado en Truman Capote

Tal y como ha desvelado la propia diseñadora, el vestido, de nombre Capote, suponía un auténtico homenaje a Truman. Desde luego, la silueta, sin mangas y con el cuello cerrado recuerda al mítico vestido de Audrey Hepburn en ‘Desayuno con diamantes’, aunque aquí no queda la inspiración.

El diseño elegido formó parte de la colección Swans, dedicada a los llamados cisnes (mujeres cultas de alta sociedad) que formaban el entourage del escritor. Toda una declaración de intenciones por parte de nuestra Lady Ñ.

Y más. Elaborado en crepé de lana, llevaba remachadas una a una más de 7.000 tachuelas. Casi nada. Un diseño en forma de caleidoscopio que iba un paso más allá, ya que estaba inspirado en una obra del artista americano Eugene Andolsek.

Un homenaje ante la reina Letizia que nos ha dejado con la boca abierta y que nos habría encantado conocer de antemano. Estaremos más atentas a las musas de Helbig ahora que se ha convertido en una de las diseñadoras más vistas del panorama internacional.

Lady Ñ

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios