Logo El Confidencial

Begoña Gómez y Meritxell Batet, mismo look y dos versiones en el Congreso

La mujer de Pedro Sánchez no ha querido perderse la primera sesión del debate de investidura en el que su marido podría renovar legislatura

Foto: Begoña Gomez, en la tribuna del Congreso. (EFE)
Begoña Gomez, en la tribuna del Congreso. (EFE)

Begoña Gómez ha sido la gran sorpresa durante la primera sesión del debate de investidura de su marido, Pedro Sánchez, como candidato a la presidencia del Gobierno. Una jornada crucial para su futuro que ha seguido desde el 'gallinero' de la Cámara con un look a juego con el de la nueva presidenta, Meritxell Batet. ¿Casualidad o estrategia?

En su línea, Begoña se ha decantado por un traje de chaqueta blanco, de blazer corta y pantalón tipo sastre que ha combinado con un top negro que contrasta y pone de relieve su bronceado incipiente. Su melena, suelta y algo despeinada como siempre y con una sonrisa de felicidad absoluta.

Begoña Gómez durante la sesión de investidura. (RTVE)
Begoña Gómez durante la sesión de investidura. (RTVE)

Un look sobrio y discreto que curiosamente también ha escogido la número dos de su marido, la política socialista Meritxell Batet y otra gran protagonista de la jornada: es la nueva presidenta de la Cámara y la encargada de moderar el que se prevé como un acalorado debate.

Meritxell Batet durante la sesión de investidura. (RTVE)
Meritxell Batet durante la sesión de investidura. (RTVE)

Sin rojo corporativo

Dos looks casi idénticos de las dos 'primeras damas' del PSOE que nunca habríamos esperado. En primer lugar, por Begoña, quien no nos habría extrañado que para esta ocasión se hubiera decantado por un outfit en el que el color rojo tuviera un papel más que protagonista.

De este color tan corporativo se ha vestido en otras ocasiones importantes para Sánchez (cuando ganó las elecciones por ejemplo) y de blanco, sin embargo, prácticamente en ninguna ocasión. ¿Será un look de estreno?

También nos ha extrañado por la parte de Meritxell. Lo cierto es que repasando sus últimos looks hemos encontrado poco blanco y mucho (mucho) color. Vestidos rojos y azulones, americanas de media docena de tonalidades diferentes (morado, verde, teja...) y tan solo alguna aparición esporádica de blanco, el color que por otro lado marcó la legislatura de su predecesora en el cargo, la política popular y exministra Ana Pastor.

Ana Pastor con uno de sus vestidos favoritos. (EFE)
Ana Pastor con uno de sus vestidos favoritos. (EFE)


Las connotaciones del color

El blanco se identifica con la paz y además guarda una especial (y curiosa) relación con la palabra candidato. Proviene del término 'cándido', que significa impoluto, puro, limpio; en definitiva, blanco. En una lucha de poder como esta en la que todo cuenta (el pasado sobre todo), sugerir pureza e inocencia, frescura y claridad, igualdad y unidad, sin tener que abrir la boca, resulta el mejor de los aliados.

Como Pedro Sánchez con traje blanco igual habría sido algo escandaloso, que las dos mujeres de su vida (la personal y la política) hayan coincidido de este color nos suena más a estrategia que a casualidad.

Lady Ñ
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios