Logo El Confidencial

Un sillón desde el que leer, hablar, pensar

No sé si es un simple sillón, pero sus formas me transmiten que sentarse puede ser algo más que un acto de descanso. Sus brazos me invitan y yo me dejo llevar

Por María Corisco
Un sillón desde el que leer, hablar, pensar