Logo El Confidencial

La Semana de la Moda despega con Desigual y con una azafata de altos vuelos: Alessandra Ambrosio

Paseamos por el 'backstage' de la Semana de la Moda de Madrid, disfrutamos de la belleza de Alessandra Ambrosio y nos tomamos algo con los famosos.

Foto: Fotos: Pablo López Learte
Fotos: Pablo López Learte

Los que somos adictos a la Semana de la Moda madrileña sabemos que decir "Pabellón 14" es sinónimo de desfiles. Me lanzo cual posesa a hacerme fotos que demuestren que estoy en el templo de las tendencias españolas: mi obsesión por llegar antes a los sitios hace que todavía no haya prácticamente nadie y parece que el Ifema fuera mío.

Imagen: Pablo López Learte
Imagen: Pablo López Learte

Tengo un objetivo claro: pasearme por el backstage con mi Samsung Alpha Galaxy dispuesta a tomar las mejores imágenes de lo que ocurre allí donde solo unos pocos podemos acceder. Y queridos lectores… ¡menos mal! Porque me encuentro con el modelo Juan Betancourt y no puedo evitar pedirle un selfie.

Junto al modelo Juan Betancourt.
Junto al modelo Juan Betancourt.
Imagen: Pablo López Learte
Imagen: Pablo López Learte
Me paseo por las pruebas de maquillaje.
Me paseo por las pruebas de maquillaje.
Imagen: Pablo López Learte
Imagen: Pablo López Learte

Alessandra Ambrosio sale corriendo del backstage y logro capturarla. Nadie tiene una actitud más alpha que ella: va lanzando besos a todo aquel que se cruza en su camino.

Alessandra Ambrosio.
Alessandra Ambrosio.
Corro hacia el desfile, cojo sitio y la actriz Cristina Castaño arranca el show haciendo el papel de azafata. Nos anima a mantener encendidos nuestros dispositivos móviles, y yo no pretendía hacer lo contrario. ¡Soy incapaz de dejar de disparar! Como era de esperar, la modelo brasileña termina por acaparar la atención del desfile. Su amiga Adriana Lima ya ha probado las mieles de la firma española y ahora, es Ambrosio la encargada de traer el sabor brasileño a nuestra pasarela.
Imagen: Pablo López Learte
Imagen: Pablo López Learte
Me voy al kissing room dispuesta a tomarme algo mientras me codeo con las celebrities. Ana Rujas, con la que ya he hablado antes del desfile, presume de belleza con un vestido de estampado de labios que el otro día en Nueva York lució la mismísima Poppy Delevingne.
Ana Rujas. Imagen: Pablo López Learte
Ana Rujas. Imagen: Pablo López Learte

Mañana me esperan muchas entrevistas muy especiales, así que me alejo de la barra y vuelvo a recorrer el backstage ya sin el ajetreo anterior. Ahora entiendo cómo las modelos, ataviadas con pañuelos en la cabeza a modo de pin-up, se contoneaban con tanta sensualidad: antes de pasar a pasarela, un cartel anima a las tops a sonreír y mover sus caderas. Aprovecho la tranquilidad para volver al escenario y hacerme un selfie con el mundo a mis pies. El pistoletazo de salida ha sido inolvidable y no puedo esperar a regresar mañana. ¿Seré una fashion-adicta o me habré dejado embrujar por la explosión de buen rollo de Desigual?

¡No te pierdas el especial que hemos preparado!

Último minuto de Fashion Week Madrid
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios