Logo El Confidencial

Ana Locking: "En España no hay inversores de moda. Hay que buscarlos fuera"

Ana Locking me espera en la sala número 9 para hablar sobre su nueva colección, Doppelgänger. La diseñadora nos cuenta los entresijos de la moda.

Foto: Imagen: Pablo López Learte
Imagen: Pablo López Learte

Ana Locking me espera en el vestuario número 9 para hablar sobre su nueva colección, Doppelgänger. Precisamente la figura del Doppelgänger me fascina desde que siendo una adolescente (empiezo a sonar como la abuela cebolleta) cayera en mis manos Lolita, de Nabokov. Tengo muchas ganas de ver cómo la diseñadora ha logrado llevar esta figura a las prendas. Spoiler: lo consigue con creces.

Doppelgänger es una palabra alemana que habla del doble, aunque en referencia a que existe un doble en tu pasado, pero también puede existir en el presente por la teoría de cuerdas, que habla de que puede haber muchos presentes. Puede haber alguien igual que tú en otra dimensión”, me comenta Ana Locking. Al hablar de la teoría de cuerdas, y puesto que Ana es una apasionada de la ficción y del cine, le pregunto si ha visto la serie Fringe, en la que se habla de una segunda dimensión. “No la he visto, pero me interesa mucho esta temática, así que la voy a ver sin duda”. Nos perdemos hablando de Interestelar y tras un buen rato, volvemos a hablar de su colección, que me enseña pieza por pieza mientras recorremos la sala.

Imagen: Pablo López Learte
Imagen: Pablo López Learte
Ana Locking: Hoy hay gente que se hace pasar por otras personas para aprovecharse de los demás. Hablo de cosas que quieren parecer algo pero que realmente no lo son, juego al engaño y uso la ironía en la colección. Hay diseños con pelo teñido en color que pretende ser pelo de zorro natural, pero que en realidad es punto. También hay pelo de yak que pretende ser peletería pero que tampoco lo es, porque en realidad es punto. Verás prints de madera que es realmente aglomerado, la viruta de la madera que se prensa… Tenemos vestidos que pretenden ser ajustados pero que no lo son, faldas con siluetas de pantalón, tejidos metalizados que parecen piel pero que son en realidad un tejido de sudadera, una felpa con una pátina metalizada que tiene efecto vintage… Flecos horizontales en lugar de flecos verticales… Todo es un juego de apariencias. La música que voy a utilizar en la colección es muy sarcástica.

Marita Alonso: Justo te iba a preguntar por la banda sonora que vas a utilizar en tu desfile.

A.L.: Van a sonar versiones de iconos de la música pop. Canciones de la reina del pop, Madonna; del rey, Michael Jackson, y de la princesa… ¡Ahora no me sale su nombre!

M.A.: ¿Lady Gaga? ¿Rihanna?¿Beyoncé?

A.L.: No, no, anterior…Rubita, de la época de… Americana…

M.A.: ¿Britney Spears?

A.L.: ¡Exacto! Una version de Britney hecha por AC/DC.

M.A.: Veo mucho color para ser invierno.

A.L.: Sí, pero son colores fuertes e invernales, como el mostaza.

M.A.: También observo que los bolsos son una colaboración con Acosta.

A.L.: Este, por ejemplo, es un clutch adosado a un bolso. Con la cremallera lo quitas y tienes un bolso de mano, que a su vez puedes colgarlo… Es la historia del pequeñito que quiere ser mayor.

Imagen: Pablo López Learte
Imagen: Pablo López Learte
M.A.: Ana , ¿sigues teniendo esa maravillosa langosta hinchable de Jeff Koons en tu estudio? ¿Viste su expo en Nueva York este verano?

A.L.: ¡Es nuestra mascota, ahí sigue! No pude ver la exposición, pero conozco muy bien su obra. Estudié Bellas Artes, he visto tanto de él…

M.A.: Y también hizo el año pasado un bolso sobre con H&M.

A.L.: ¡Lo tengo!

M.A.: ¿Cómo lo conseguiste? ¡Qué envidia!

A.L.: ¡Lo compré online!

M.A.: Hablando de colaboraciones, ¿cuándo se hará en España una colaboración en la línea de las que H&M hace con diseñadores extranjeros?

A.L.: Pues pregunta a H&M o a Inditex… Hacemos una imagen muy prêt-à-porter, ropa vendible, fresca, ponible… Se puede hacer al mayor y se vendería perfectamente (se acerca a una sudadera con pelo sintético de colores). Fíjate en esta sudadera, por 70 euros la compraría todo el mundo.

M.A.: Siempre llevas un cuadernito contigo donde apuntas ideas para la siguiente colección, ¿tienes algo ya claro?

A.L.: No, esta vez no. El invierno es una temporada muy difícil para la moda, porque es muy corta. Además soy profesora en la universidad, tengo que controlar la producción… Te pillan las navidades de por medio, las fábricas cierran, te cierra Francia, te cierra Nueva York… Hay casi un mes en el que se paraliza el trabajo, es un agobio.

M.A.: Y eso explica el que tú solo le dediques dos semanas al proceso creativo.

A.L.: ¡Es que no tengo más tiempo! Me tengo que encerrar y evadirme. En una semana lo proyecto todo y tomo apuntes, pero igual solo puedo hacerlo por las mañanas, porque por la tarde tengo que dar clase o ir a la oficina.

No pude evitar hacerme un selfie con Ana Locking con mi Samsung Galaxy A
No pude evitar hacerme un selfie con Ana Locking con mi Samsung Galaxy A
Hablamos del agobio y de la presión que rodean a los diseñadores de las pequeñas marcas y de lo que implica diseñar, que es mucho más que hacer un boceto. “Me gustaría ver a algunos en mi puesto y con mi presupuesto, porque a las firmas pequeñas nos infravaloran”, me dice.

M.A.: Y para colmo, la moda te vuelve loca al final, porque tienes que vivir en el futuro siendo muy consciente del presente.

A.L.: A veces es duro. La pasada temporada empezamos con un showroom de venta en Nueva York, pero, claro, eso cuesta un dinero al mes. Te aconsejan que tengas un showroom PR para las relaciones públicas para que acompañe las ventas y las fortalezca, pero un showroom PR no baja de 3.000 dólares al mes… Todo esto sale de nosotros mismos, que no tenemos un socio capitalista. Estamos buscando un socio capitalista para poder vender y tener un gran lanzamiento, pero no es fácil. En España no hay inversores en moda, hay que ir fuera.

Hablamos de Natalia Tena en los Goya y de su vestido de Ana Locking, de cine, de otras marcas… Me pasaría horas hablando con Ana. Aunque su desfile es en unas horas, está dispuesta a hablar sin agobios ni prisas, algo que pocas veces ocurre en la semana de la moda. Más tarde, ante mi ordenador, escucho nuestra conversación y no puedo dejar de admirar la forma en la que la diseñadora ha conseguido transmitir un discurso tan complejo a través de sus diseños.

*Sigue toda la actualidad de moda en nuestro Especial Mercedes-Benz Fashion Week Madrid

Último minuto de Fashion Week Madrid
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios