Logo El Confidencial

Lina Botero: "Trabajar con mi padre es un honor para mí y una tranquilidad para él"

La hija del emblemático artista nos habla del pasado, presente y futuro de una saga familiar que ha encontrado su lugar en el mundo en el arte

Foto: Lina Botero. (Foto: Oleg Covian)
Lina Botero. (Foto: Oleg Covian)

El apellido Botero es tan universal que no necesita nada más para identificar al genial artista, cuyo impresionante legado no solo es artístico. También familiar. Sus hijos han sentido la llamada del arte e igualmente sus nietos. Su hija Lina trabaja codo con codo con el pintor y escultor colombiano, a quien ni siquiera la pandemia del coronavirus ha parado, porque sigue produciendo y a buen ritmo. Mientras tanto, en Madrid se puede disfrutar hasta el 7 de febrero de 2021 de la exposición 'Botero: 60 años de pintura' en CentroCentro, una ocasión única que no deben dejar pasar.

Entrevistamos a Lina, una mujer cosmopolita y multidisciplinar, aunque nunca pierde de vista sus profundas raíces colombianas, un país en el que no solo su padre sino también su madre, la gran gestora cultural y mecenas cultural Gloria Zea, fallecida el año pasado, es una leyenda en ámbitos artísticos. Digna heredera de los genes y las enseñanzas de sus padres, nos desvela las claves personales y profesionales cruciales para entender a una saga que siempre tiene puesta la mirada en el futuro...

PREGUNTA: 'Botero, 60 años de pintura' es la exposición definitiva de un artista universal en Madrid. ¿Resulta duro tener que elegir qué obras se incluyen y cuáles no?

RESPUESTA: La decisión mas difícil cuando se organiza una exposición es definir su temática. En el caso de CentroCentro, donde teníamos siete salas, decidimos concretar la muestra alrededor de los siete temas mas importantes que ha tratado mi padre a lo largo de su carrera artística. Una vez que esto queda definido, se seleccionan las obras mas representativa de cada tema. Es un trabajo en equipo de tres personas, en este caso con Cristina Carrillo de Albornoz, con quien trabajé como comisarias de esta exposición, y mi papá.

P: Madrid es una ciudad con la que tu padre tiene muchos vínculos biográficos y afectivos. ¿Se saborea de manera especial un reconocimiento aquí?

R: Claro que sí. Él disfruta enormemente del entusiasmo e interés que despierta su obra en el público español. Adicionalmente, España le ha brindado una de sus temáticas mas importantes y recurrentes que es la corrida de toros y el mundo taurino. Fue también a España a donde llegó con 19 años de edad y donde se produjo su primer encuentro con las grandes obras maestras de la pintura en el Museo del Prado. Eso fue definitivo en su carrera.

P: ¿Qué cualidades has heredado de tus padres?

R: Difícil de responder. Mi padre ha sido un ejemplo permanente de entrega con su país, de inmensa generosidad, disciplina y trabajo, y aspiro a seguir sus pasos.

Lina Botero, con su padre. (Foto: Oleg Covian)
Lina Botero, con su padre. (Foto: Oleg Covian)

P: El año pasado murió tu madre, una brillante gestora cultural y mecenas. ¿Qué lecciones profesionales y de la vida te enseñó?

R: Mi madre, Gloria Zea, fue una mujer extraordinaria, la gestora cultural mas importante que tuvo el país en muchas generaciones. Fue directora del Museo de Arte Moderno de Bogotá durante 47 años, fundadora de la Ópera de Colombia, y directora de Colcultura durante 8 años, entidad que equivalía en ese entonces al Ministerio de Cultura. Ella también fue un ejemplo permanente de entrega y de compromiso por su país. Ella desconocía la palabra 'no', porque para ella todo se podía. Cuando murió, el Gobierno le ofreció un entierro digno de un jefe de Estado. Durante la procesión por las calles de Bogotá para llegar con el féretro desde el Teatro Colón, que ella restauró y donde se produjo su velorio, hasta la Catedral Primada en compañía de la Guardia Presidencial, la gente del pueblo que llenó las calles gritaba: '¡Gracias, Gloria!'. Eso jamas lo olvidaré. La extraño todos los días de mi vida.

P: ¿Resulta fácil trabajar con tu padre? ¿Te cuesta disociar la faceta padre-hija para centrarte en lo profesional?

R: Yo lo siento y lo vivo como un privilegio absoluto. Él confía en mí y en mi criterio en cuanto concierne a su obra. Eso es el resultado de muchos años de trabajo conjunto. Es un gran honor para mí y una gran tranquilidad para él.

P: Tanto tus hermanos como tú os habéis dedicado al mundo del arte. ¿Cómo es vuestra relación? ¿Sois conscientes de la magnitud artística del legado de vuestro padre?

R: Somos tres hermanos muy unidos, muy activos, y muy conscientes de la importancia del legado de mi padre. Juan Carlos, mi hermano, escribió un libro extraordinario titulado 'El arte de Fernando Botero', que es un documento definitivo e importantísimo. Mi hermano Fernando es muy activo en el mercado del Lejano Oriente y jugó un papel fundamental en la organización de las tres exposiciones itinerantes, 'Botero in China', que se se llevaron a cabo en Beijing, Shanghái y Hong Kong en el 2015. Yo colaboro como comisaría con la producción y los montajes de todas sus exposiciones, con los catálogos, libros y muchos otros proyectos en los que continuamente estamos trabajando. El legado de mi padre es enorme y nuestra responsabilidad frente a ello es igualmente importante.

P: Has tenido una vida muy cosmopolita y vivido en diversos países, como México, Francia y Estados Unidos. ¿Qué huella te han dejado?

R: Aunque todos nos sentimos profundamente colombianos es indiscutible que también somos una familia muy internacional, y eso ha sido extraordinario.

P: Tu padre ha seguido trabajando hasta en los momentos más duros del confinamiento. ¿Cómo está viviendo estos meses?

R: Al comienzo vivieron momentos difíciles como lo fueron para todo el mundo en medio de la angustia y la incertidumbre, pero aun así, mi papá trabajó todos los días desde la casa dibujando. Afortunadamente tiene con su mujer, la también artista Sophia Vari, una relación extraordinaria desde hace 47 años y siempre se acompañan el uno al otro. En el fondo, y a pesar de las muchas limitaciones, fue una etapa que disfrutaron.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en la inauguración de la exposición, con Andrea Levy, Cristina Carrillo y Lina Botero. (EFE)
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en la inauguración de la exposición, con Andrea Levy, Cristina Carrillo y Lina Botero. (EFE)

P: Si decimos Botero, todo el mundo sabe a quién nos estamos refiriendo y a cómo es su obra. ¿Has sentido alguna vez el peso del apellido sobre los hombros?

R: Es claro que existe una presión fuerte cuando uno es hijo de dos grandes, de alcanzar o por lo menos seguir el ejemplo de ambos. Somos muy conscientes de ello, pero también muy independientes y muy trabajadores.

P: ¿Has encontrado tu lugar en el mundo a través del arte?

R: Absolutamente. Mi lugar en el arte es al lado de mi papá, consciente de la responsabilidad tan grande que eso representa.

P: La alta sociedad española no se perdió la presentación de la exposición de tu padre. ¿Qué destacarías de los amigos que tienes aquí?

R: Desafortunadamente, la inauguración y la cena oficial de la exposición en Madrid se tuvo que cancelar por motivos relacionados con la pandemia, pero aproveché mi tiempo en Madrid para organizar varias visitas guiadas a la exposición e invité a varios amigos que viven en España y que la disfrutaron mucho. Vinieron Isabel Preysler con Mario Vargas Llosa, a quien quiero mucho y que ademas regaló su bellísimo texto para el catálogo que hicimos. Vino varias veces también la embajadora de Colombia en España, una mujer brillante a quien admiro mucho que es Carolina Barco. Del resto vinieron muchos amigos íntimos con quienes pude compartir el resultado de muchos meses de trabajo.

P: Decías en una entrevista que uno de tus grandes retos era "estar a la altura de las expectativas de mi padre”. ¿Crees que lo has conseguido?

R: Jamás estaré ni a la altura de mi madre, ni a la altura de mi padre. Pero la intención sigue siendo la misma.

Lina Botero. (Foto: Oleg Covian)
Lina Botero. (Foto: Oleg Covian)

P: Tienes una trayectoria muy variada, porque también has sido presentadora de televisión, diseñadora de joyas, la decoración. ¿Qué te gustaría hacer y no has hecho todavía?

R: He tenido la suerte de trabajar en una gran variedad de campos profesionales. No fue planeado así. La vida me fue llevando por ese camino y he gozado profundamente cada una de estas experiencias en las cuales intenté sobresalir. Encuentro con frecuencia que mi experiencia en todos esos campos me ha servido para aceptar nuevos retos. Fui ademas directora en Colombia de una revista de decoración y he producido ya tres libros de gran formato y varios catálogos sobre mi papá. Fui la productora ejecutiva del documental 'Botero', que ha gozado de gran éxito a nivel internacional. He tenido una vida fascinante y llena de experiencias profesionales extraordinarias.

P: Una de las grandes citas familiares es la de reunirse todos en el verano en Pietrasanta, Italia. ¿Qué recuerdos guardas de esa tradición?

R: Pietrasanta ocupa un lugar muy importante para todos nosotros como familia. Llevamos 35 años en los cuales nos reunimos allí toda la familia durante el mes de julio. Es una oportunidad de pasar largos ratos con mi papá y Sophia. Las sobremesas son largas y fascinantes, y disfrutamos muchísimo de estar con ellos.

P: Tu hija está orientada al mundo del arte también y tu hijo estudió Relaciones Internacionales en Washington y luego una maestría en Administración de Empresas en Francia. ¿Cómo es tu vida ahora?

R: Viajo muchísimo entre México, Colombia y Europa. El año entrante soy comisaria también de una exposición itinerante que se llevará a cabo en 3 museos importantes del Japón. Tengo a mi papá en Mónaco, a mi pareja en Francia, a mi hija en México con mis nietos trabajando en el mundo del arte, y a mi hijo en Colombia también con su hija trabajando en temas de sostenibilidad. No tengo otra opción que viajar muchísimo. A veces extraño la tranquilidad de mi casa, pero tengo una vida extraordinaria y muy internacional.

P: ¿Qué valores les has trasmitido a tus hijos que has aprendido de tus padres, que se separaron cuando tú eras muy niña?

R: Hemos aprendido todos del ejemplo de mi padre y de mi madre. Trabajar es muy importante y siempre buscar la forma de devolverle a la vida lo que nos ha dado.

Life & Style