Es noticia
Menú
Hablamos con el escultor Juan Garaizabal sobre ARCO, los Reyes y vivir en una barcaza en el Sena
  1. Famosos
  2. Life & Style
Nasrin Zhiyan (Cofundadora de Massumeh)

Life & Style

Por

Hablamos con el escultor Juan Garaizabal sobre ARCO, los Reyes y vivir en una barcaza en el Sena

El artista madrileño presenta en la feria internacional de arte contemporáneo que se celebra en Madrid una obra de gran formato y otras más pequeñas tras su paso por París, Shanghái y Mónaco

Foto: Juan Garaizabal. (EFE)
Juan Garaizabal. (EFE)

Juan Garaizabal presenta en ARCO sus credenciales para comenzar a marcar una época en escultura a nivel mundial. La feria exhibirá un mural de 17 metros del escultor madrileño, que viene de haber expuesto recientemente en el Louvre de París, en Shanghái y en la Prince Albert II of Monaco Foundation. Garaizabal está nominado a los premios Nasher de Dallas.

Además de esta obra de formato medio que podrá verse en la galería Álvaro Alcázar, presenta diversas obras de pequeño formato con las que previsiblemente las colecciones más importantes del mundo seguirán incluyéndole en sus compras, para engrosar una lista en las que ya están MOCA Los Ángeles, la colección de Tiqui Atencio Demirdjian en Mónaco y Londres, Dox Contemporary Art Centre en Praga, Qatar Foundation en Doha o la Peter Raue Stiftung en Berlín. Un momento de expansión global al que Garaizabal contribuye, siempre dispuesto a intervenir en medios que generen debate, utilizando los 6 idiomas (incluido el chino) en los que se maneja con soltura.

placeholder Nasrin con Juan Garaizabal. (Nasrin Zhiyan)
Nasrin con Juan Garaizabal. (Nasrin Zhiyan)

Vienes de haber expuesto en París en el Louvre, ¿qué te ha aportado?

Intervenir con piezas monumentales que recuperan la historia de una ciudad y con instituciones que potencian mi trabajo genera siempre un antes y un después. Así ha venido siendo en cada una de las ciudades que he intervenido. Cuando me plantearon París, más que lo que me puede aportar a mí esa ciudad increíble, la gran pregunta fue qué le podía aportar yo. Además se trata de la única ciudad que me sigue haciendo sentir pequeño, y donde aún queda gente con muchísimo criterio que no se ha vendido al dinero.

¿Qué presentas en ARCO?

Ciudades desaparecidas y, en concreto, hay mucho trabajo sobre la ciudad de Shi Cheng. Con la galería Álvaro Alcazar presento un mural de 17 metros suspendido en el aire cuyo acero proyecta sombras en las paredes y (espero) sumerge al espectador. Además de una serie de ánforas recompuestas a partir de fragmentos recuperados. También ARCO presenta una colección de 10 piezas mías con ciudades que han sido cubiertas por el agua de sitios muy diversos del globo.

placeholder Ciudad sumergida de Shi Cheng. 17 metros lineales de mural de acero inoxidable con sombras suspendido del techo. Galería Álvaro Alcázar. ARCO 2022. (Estudio Garaizabal)
Ciudad sumergida de Shi Cheng. 17 metros lineales de mural de acero inoxidable con sombras suspendido del techo. Galería Álvaro Alcázar. ARCO 2022. (Estudio Garaizabal)

SSMM los Reyes de España han inaugurado ya tres obras monumentales tuyas, ¿cómo te sientes al respecto?

Es un honor y una enorme suerte haber tenido su apoyo. Internacionalmente, nadie más en España genera una fascinación y un interés institucional comparable. Personalmente, además me identifico con sus valores europeístas de crear unidad y de máxima apertura. Son profundamente cosmopolitas.

placeholder Los Reyes de España visitan 'Lost Penn Station l', en la inauguración de ARCO 2020. (Estudio Garaizabal)
Los Reyes de España visitan 'Lost Penn Station l', en la inauguración de ARCO 2020. (Estudio Garaizabal)

¿Cuándo descubriste tu verdadera vocación?

Con 19 años, viviendo en París en una ‘peniche’ (barcaza del Sena), comprendí que si no me dedicaba a crear profesionalmente, mi vida iba a ser muy frustrante. Hasta entonces había sido una pasión. Supe además lo complicado que sería todo.

¿Qué artistas te inspiraron cuando empezaste?

Me marcó mucho de pequeño ver en directo la envoltura del Pont Neuf de Christo en París. Después, la visita a Chillida Leku fue otro impacto.

¿En qué momento conseguiste desarrollar tu estilo?

Fue en Bucarest en 2007, creando la Noche en Blanco para el Ayuntamiento. Descubrí que podía recuperar con un lenguaje propio las construcciones que Ceaucescu había arrasado para hacer la casa Poporului en su lugar original. Me quité una parte de la angustia de saber si ese estilo propio me llegaría o no.

¿Qué es tu arte para ti?

Tuve la suerte de seguir a una madre cuyo plan ideal era la aventura, llevándonos con ella a lugares remotos donde había que conseguirlo todo. Con el tiempo me he dado cuenta de que, si bien he dejado de atravesar continentes en camión, la esencia de cómo vivo el arte es la misma. Me siento atraído por terrenos que no han sido pisados y voy solucionando los obstáculos según van saliendo, a trompicones y sin quejas.

Veo que no solo trabajas con la recuperación de la historia, sino ¿también de los materiales?

Así es. Intento reciclar todo lo posible los materiales y que de mi estudio prácticamente no salgan residuos. La base de mi trabajo, el acero, es 100% reutilizable y además he hecho trabajos públicos en los que los ciclos de vida del plástico y el vidrio formaban parte de la interacción con el espectador y el discurso. Con Ecoalf trabajé sobre plásticos recuperados del océano en tejidos y con Ecovidrio con las distintas vidas sucesivas del vidrio.

placeholder Escultura 'Planet B' en la calle Serrano de Madrid en 2019. (Julia Robles)
Escultura 'Planet B' en la calle Serrano de Madrid en 2019. (Julia Robles)

¿También pintas?

Sí.

¿Dónde nace tu inspiración?

En los vacíos ocultos que deja la historia.

placeholder En su estudio de Berlín. (Estudio Juan Garaizabal)
En su estudio de Berlín. (Estudio Juan Garaizabal)

¿Es verdad que los artistas crean sus mejores obras en épocas turbulentas de la historia?

Espero que no, porque aunque en nuestra época hay algunos problemillas que nos parecen importantísimos no se pueden comparar con las situaciones que se han vivido en otras.

¿Cómo te ha influido el confinamiento?

Lo he aprovechado muchísimo. En mi caso fue corto, ya que no he parado de viajar. Comencé a aprender chino, que hubiera sido complicado en otros momentos. Cuando sucedió, confirmé que yo he nacido para ser confinado, ja,ja,ja.

¿Tienes varios estudios, verdad?

Sí. El de Madrid, donde hago de todo; el de Berlín lo utilizo para proyectos monumentales y obra gráfica, y el de Miami lo estoy empleando para ensamblaje de obra, almacén y mucho proyecto audiovisual.

placeholder 'Lost Amphorae'. Porcelana recuperada y acero. Galería Álvaro Alcázar. ARCO 2022. (Estudio Garaizabal)
'Lost Amphorae'. Porcelana recuperada y acero. Galería Álvaro Alcázar. ARCO 2022. (Estudio Garaizabal)

¿Cuántos idiomas hablas?

Francés, inglés, alemán, italiano y chino. Tengo la suerte de practicarlos casi a diario a través del diálogo con las galerías, los medios de comunicación, comisarios, museos. Son en mí una herramienta fundamental pues mis esculturas no son un fin en sí mismo, sino un principio a partir del cual generar debate en cada país. Además, un artista solo no es nada globalmente. Además de las instituciones que he dicho, los idiomas permiten desarrollar complicidad con determinados coleccionistas que impulsan el trabajo en cada país. A partir de una apuesta por tu obra surgen muchas posibilidades. El papel de los coleccionistas en el arte es absolutamente clave, generoso y también creativo en tanto que a partir del conocimiento que tienen de tu trabajo visualizan proyectos en los que tú puedes aportar el máximo.

¿Qué está significando para ti el éxito en China? He leído que instalarás en este país en septiembre tu tercera obra pública con un presupuesto de 600.000 euros.

Curiosamente de la época de los viajes recuerdo atravesar China sin haber entendido absolutamente nada de lo que pasaba. Es algo que no me había sucedido en ninguna otra parte y no esperaba que pudiera cambiar. Que me hayan abierto un hueco en la escena artística de este país es un enorme privilegio, una oportunidad de entrar en su mundo y una gran presión. Mi primera pieza monumental, 'Ever Time Gate', fue votada por un comité de expertos y medio millón de habitantes entre las tres mejores esculturas públicas de la ciudad de Shanghái. Son otros parámetros culturales totalmente independientes que me están inspirando muchísimo.

placeholder 'Ever Time Gate', Shanghái, China  2021. Estructura de 10 metros de alto en acero votada entre las tres mejores obras monumentales de la ciudad. (Purple Roof Gallery)
'Ever Time Gate', Shanghái, China 2021. Estructura de 10 metros de alto en acero votada entre las tres mejores obras monumentales de la ciudad. (Purple Roof Gallery)

¿Puedes citar alguna de esas complicidades?

Además de generosidad, muchas fundaciones y colecciones privadas destacan por su discreción. Mencionaré alguna que ha sido ya publicada como el MOCA Los Ángeles, la colección de Tiqui Atencio Demirdjian en Mónaco y Londres, Dox Contemporary Art Centre en Praga, Qatar Foundation en Doha o la Peter Raue Stiftung en Berlín.

placeholder 'Horloge des Tuileries á l’atelier'. Louvre 2021. (Roberto Battistini)
'Horloge des Tuileries á l’atelier'. Louvre 2021. (Roberto Battistini)

Tu obra está alcanzando precios cada vez más altos en subasta, ¿a qué crees que se debe?

Yo diría que algo muy específico de mi trabajo, y que ya está teniendo una gran influencia, es que todos los procesos de producción pasan por mis manos y son piezas únicas y por lo tanto irreproducibles.

¿En qué medida te preocupa el medioambiente? ¿Cómo crees que se podría concienciar a todo el mundo de los problemas que existen al respecto?

Tengo una mezcla de preocupación y fe en el ingenio humano. A través del arte he integrado algunas veces avances que dan a los materiales vidas sucesivas. Lo hice en una pieza que utilizaba tejidos de Ecoalf producidos a partir de plásticos recuperados, o en un reloj que escenificaba el ciclo del vidrio con Ecovidrio. Trabajo reciclando la historia y me gusta que los materiales también sean reutilizables. El arte tiene la capacidad de generar debate social y para mí es esencial utilizarla.

placeholder 'Fragment d’Hier'. 2021 Château d’Aunoy, París. Escultura pública. (Roberto Battistini)
'Fragment d’Hier'. 2021 Château d’Aunoy, París. Escultura pública. (Roberto Battistini)

¿Cuál es tu mayor fortaleza?

Puede que la austeridad.

¿Qué organizaciones benéficas apoyas?

Anualmente YOA, the Orchestra of the Americas. Me identifico mucho con los que apoyan el talento que de otra manera se perdería. Tal vez por esa angustia que me ha acompañado de no saber si iba a poder materializar el mío. Nuestra sociedad está llena de fuerzas que tiran para abajo de las personas que pueden destacar, en todos los ámbitos.

placeholder Salon des Tuileries. Place du Louvre, París. (Roberto Battistini)
Salon des Tuileries. Place du Louvre, París. (Roberto Battistini)

¿Cuál ha sido el momento más memorable de tu carrera hasta ahora?

La energía de la inauguración de la Memoria Urbana Berlín fue apoteósica, por ejemplo, pero el momento más memorable va a ser hoy, y luego mañana, y así.

Has viajado prácticamente por todo el mundo. ¿Qué objetos no pueden faltar en tu maleta de viaje?

Lápices varios y mi fetiche de superstición del momento que va variando. Soy supersticioso.

placeholder 'L’Horloge de La Tour', 2021, Place du Louvre, París. (Roberto Battistini)
'L’Horloge de La Tour', 2021, Place du Louvre, París. (Roberto Battistini)

¿Cómo consigues relajarte?

Actualmente he vuelto a leer, y me organizo para estudiar chino cada día. Las dos actividades me generan la ilusión de no dejarme arrastrar por la presión de lo inmediato. Por otro lado, aunque mi trabajo es muy físico, no es un ejercicio bueno ni simétrico para el cuerpo, y me tengo que recolocar en el gimnasio.

¿Qué música suena en tu Spotify?

Canciones potentes de todas las épocas, con un peso fuerte de rock y sin prejuicios: desde Pink Floyd hasta Taylor Swift.

Estás muy en forma, ¿qué deportes practicas?

Dejé todos los deportes divertidos, salvo el esquí, para tener más tiempo de trabajo. La actividad de taller es intensa físicamente y trato de ir al gimnasio a recolocar el cuerpo cada dos días.

¿Qué series estás viendo?

Dejé de hacer deportes que me gustaban muchísimo para tener más tiempo, no te digo nada cómo huyo de las series. Sin embargo, películas, una a una, he visto prácticamente todo lo destacable de la historia del cine. Lo encuentro fundamental.

¿Qué libros tienes en tu mesilla y cuáles recomiendas?

Acabo de terminar ‘El giro’, de Stephen Greenblatt. Empiezo ‘Peregrinos de la belleza’, de María Belmonte Barrenechea. Estoy en este mes muy centrado en el mundo clásico para una exposición en un museo de Nápoles.

placeholder 'Vases des Tuileries', Place du Louvre, París 2021. (Roberto Battistini)
'Vases des Tuileries', Place du Louvre, París 2021. (Roberto Battistini)

Un capricho inconfesable.

Todos mis caprichos son por y para alguien, así que son confesables.

Un vicio...

Estar solo.

Si pudieras retroceder en el tiempo, ¿qué cambiarías?

Lo haría más para bajar de edad, ja, ja, y solo hasta los 22 porque antes fue todo bastante pesado. Estudiaba mucho y quería acabar.

Un sueño por cumplir.

Empiezo este año las obras para crear en la Alcarria, en un molino de agua a una hora de Madrid, mi Centro Internacional de Naturaleza y Escultura Contemporánea. Es un proyecto muy completo que incorpora un parque de esculturas sobre varios paisajes increíbles.

Nasrin Zhiyan (MASSUMEH)

La empresaria persa afincada en España es fundadora, junto a su madre, del instituto y la marca cosmética de lujo Massumeh , una de las 100 empresas más creativas según la revista 'Forbes'. Miembro honorífico de la Asociación Internacional de Diplomáticos, vive entre Madrid, Londres y Marbella, y recibió el Premio Influencer 2018 en Cosmética de Lujo.

@massumehcosmetics 
@nasrin_zhiyan
Facebook:  Nasrin Zhiyan​
www.massumeh.com
 

Juan Garaizabal presenta en ARCO sus credenciales para comenzar a marcar una época en escultura a nivel mundial. La feria exhibirá un mural de 17 metros del escultor madrileño, que viene de haber expuesto recientemente en el Louvre de París, en Shanghái y en la Prince Albert II of Monaco Foundation. Garaizabal está nominado a los premios Nasher de Dallas.

En el punto de mira