Logo El Confidencial
EL CHASCARRILLO

Un jinete ligón y algo metepatas

El parecido era razonable. Los presentes miraban el espectáculo con asombro y buscando similitudes. ¿Sería él? Aún así, y en contra de las malas lenguas, a

Foto: Un jinete ligón y algo metepatas
Un jinete ligón y algo metepatas
Autor
Tags
    Tiempo de lectura57 seg

    El parecido era razonable. Los presentes miraban el espectáculo con asombro y buscando similitudes. ¿Sería él? Aún así, y en contra de las malas lenguas, a nosotros nos cuesta creer que el joven que intentó ligarse en la discoteca madrileña Gabana -con ademanes poco correctos y lenguaje barriobajero- a una conocida abogada, fuera un elegante y caballeroso jinete, muy popular por sus conquistas amorosas además de por los deportivos.

    La situación resultó tan embarazosa y molesta que los amigos del muchacho en cuestión tuvieron que intervenir para decirle que dejara en paz a la chica. Porque, entre frases explícitas como “vámonos al hotel”, a la letrada se le subieron todos los colores, que no la libido. Y es que, el seductor del tres al cuarto, volvió a la carga en cuanto se deshizo de sus acompañantes con un “voy un momento al servicio”.

    Ella, la abogada, asombrada y molesta con lo que se le venía encima, abandonó rápidamente la sala, y no quiere ni oír hablar del asunto. No es de extrañar: por algo será.

    El Chascarrillo
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios