Logo El Confidencial
EL CHASCARRILLO

José Bono y su ritual capilar veraniego

El presidente del congreso José Bono es un hombre coqueto, a quien le gusta cuidarse y tener buena apariencia. En su día, sus corbatas competían con

Foto: José Bono y su ritual capilar veraniego
José Bono y su ritual capilar veraniego
Autor
Tags
    Tiempo de lectura1 min

    El presidente del congreso José Bono es un hombre coqueto, a quien le gusta cuidarse y tener buena apariencia. En su día, sus corbatas competían con las de Rodrigo Rato y Federico Trillo. A falta de otro trueque llegaron incluso a intercambiárselas, una costumbre que también tiene el Rey Juan Carlos.

    Aparte de la buena apariencia textil, a Bono, como a millones de hombres, su incipiente calvicie le preocupaba. Llegó a decir que quien inventara un crecepelo eficaz se convertiría en el héroe (estético) del siglo XXI.  
     
    Él padecía de alopecia y, por lo tanto, sabía de lo que hablaba. Así estaban las cosas hasta que un buen día el perfil capilar del señor Bono cambió. No es que de pronto tuviera una melena como ‘la Pantoja’, pero las entradas y alguna calva ya no eran las  mismas.
     
    Don José se había hecho algo. ¿Y qué era ese algo? Pues un implante de pelo progresivo que le hacía parecer más joven y vistoso. No sólo no lo negó, sino que dejó que se conociera quién era la especialista que le había cambiado la vida.  
     
    Y si el cabello natural requiere cuidados, el implantado mucho más. Este verano deberá viajar con su kit de supervivencia a base de gorras, sombreros, cremas y sprays protectores para que el pelo no se reseque ni se altere con el agua de mar, el cloro o los rayos de sol. Una obligación más, pero ya se sabe que para estar guapo hay que sufrir…
    El Chascarrillo
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios