El 'esto sí, esto no' de Demi Moore
  1. Noticias
  2. Twitting
Alberto Lázaro

Twitting

Por
Alberto Lázaro

El 'esto sí, esto no' de Demi Moore

No hay quien entienda a la pobre Demi Moore. Es una de las famosas que más interactúa en Twitter con imágenes personales y tweets, y no

Foto: El 'esto sí, esto no' de Demi Moore
El 'esto sí, esto no' de Demi Moore

No hay quien entienda a la pobre Demi Moore. Es una de las famosas que más interactúa en Twitter con imágenes personales y tweets, y no ha dudado un instante en denunciar a la revista australiana New Idea por publicar unas fotos suyas en una fiesta privada con Madonna.

 

¡Qué pena! Han llegado a un acuerdo extrajudicial y sus más de tres millones de seguidores en Twitter se quedarán sin su foto subiendo al estrado del Tribunal Federal de Melbourne.

 

Visto de cerca, este tema me ha hecho replantearme una cuestión de privacidad periodística. Desde que se hizo cuenta en el microblogging, Demi ha regalado imágenes gratuitas a sus seguidores que bien superarían los 142.418 euros que la publicación australiana pagó por las fotos de la discordia. Ella en pijama, ella en un partido de fútbol americano o ella en su sofá, y así hasta robar el protagonismo al mismísimo Teo. De hecho, sus fotos en biquini con el váter de su baño detrás, se codearon durante unos días con las de Sara Carbonero en una piscina de Estados Unidos. 

 

Dejando a un lado este asunto, ahora la actriz debe enfrentarse a algo mucho más personal que traspasa los límites de lo contable en Twitter: los rumores de divorcio con Ashton Kutcher.

 

Por el momento, la revista People y Star Magazine tratan este tema ampliamente entre sus páginas y acusan a Kutcher de haber sido infiel a su mujer con una chica joven y rubia. Esta vez, un mini tweet de hubby, como ella llama al actor, desmintiéndolo como hizo cuando se descubrió el asunto a principios de mes no será suficiente para frenarlo. No ha sido suficiente la foto que la actriz subió por su quinto aniversario el viernes pasado.

 

Como decía: ¡Pobre Demi! Como este runrún sea cierto tendrá que cambiar a su gran amigo: la cuenta en Twitter. Llamarse @mrskutcher ya no tendría mucho sentido ¿no?

Sígueme a través de Twitter en @AlbertoLC