dos que duermen en el mismo colchón...

Y parió la abuela. La madre de Alba Carrillo, la más polémica de 'Sálvame Deluxe'

De tal palo tal astilla. La madre de la modelo aprovechó su visita a Tele5 para defender a su hija y atacar al ex marido de ésta, el tenista Feliciano López, y a Kiko Matamoros

Foto: Alba Carrillo con su madre (Gtres)
Alba Carrillo con su madre (Gtres)

Nunca antes “¡la madre que la parió!” había resumido mejor una entrevista. El pasado viernes la progenitora de Alba Carrillo, Lucía Pariente, se sentó en el sillón de los invitados ilustres de ‘Sálvame Deluxe’ para defender a su hija, o atacar al ex de ésta, Feliciano López. Nunca quedará clara, en este caso de desamor, la barrera que separa la protección de la embestida, se desdibuja en un mar de lágrimas y raquetazos.

Si el paso de la modelo por el programa nocturno de Jorge Javier Vázquez sirvió para intuir su bipolaridad, tripolaridad más bien, porque ella es como el Espíritu Santo (una y trina, gavilán y paloma), la que ríe cuando besa y la que llora a todas horas por los rincones, la víctima y el verdugo, su madrecita querida del alma se reveló como el caballo de Atila y confirmó ser la mano que mece la cuna de la concursante de ‘Súper modelo’.

El discurso de la madre, aún siendo previsible, resultó sorprendente, y a ratos, desternillante. Dueña del gracejo y el don de palabra de su descendiente, Lucía brilló recordando un poco a la madre de Dani Güiza en ‘Dónde estás corazón’. “¿De qué te has cansado gorrión?¿de tener a tu suegra de mano de obra?”, “para él miau y para su padre guau”, fueron algunas de las frases que dejó para la historia de la tele deluxe. La madre de la modelo es una leona que defiende a su criatura con uñas y dientes a golpe de melena rubia.

Las Carrilo Pariente relatan la vida y familia de los López como la de Jezulín cuando los Janeiro Bazán despachaban a las novias del torero con maneras de hidalgos viejos. Lo primero que dijo del tenista es que está muy desmejorado y que el antes guaperas cambió totalmente después de la luna de miel. Hilando un tema con otro dejó patente que se había metido en la relación de pareja, al confesar que había reprochado ciertos comportamientos y pedido explicaciones al tenista y que le llegó a llamar “pobre hombre”.

Lo mejor llegó con el cara a cara contra Kiko Matamoros, al que se le va la vida en defender al deportista, y el resto de los colaboradores. Azuzada por Mila Ximénez y su hija Alba (al teléfono) sacó el potro desbocado que llevaba bajo el dos piezas rosa para defender a su hija que, entre lágrimas, también le daba estopa al hermano de Coto. En la publicidad la madre de Alba acusó al colaborador y a su mujer (Makoke) de cosas feas (de los mismos defectillos que dice Lucía tener Fonsi Nieto) para acabar exigiendo a Feliciano que pida perdón públicamente a Alba.

Fuera de plató existe una corriente que defiende este modelo de comportamiento materno argumentando que una madre siempre responde fieramente cuando se ataca a sus retoños. No seré yo el que apoye esta postura. Lo que no les quita la razón pero las disfraza de una suerte de ‘Antonia y Omaita’. Queda pantente que tres son multitud.

Mucha tele que cortar

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios