por dinero baila el perro

Raquel Bollo no quiere volver a la tele, ¿pero alguien ansía su retorno?

La excolaboradora de 'Sálvame' ha confesado a la revista 'Diez Minutos' que solo volverá a la televisión si le hace falta dinero, ¿pero el público aceptaría su vuelta?

Foto: Ilustración realizada por Jate para Vanitatis.
Ilustración realizada por Jate para Vanitatis.

Por dinero baila el perro. Raquel Bollo solo volverá a la televisión si le hace falta pasta. Ahí está el medio esperándola. No hace falta que lo haga por otro motivo, nadie parece echarla de menos.

Raquel ha confesado a la revista 'Diez Minutos' que sus antiguos compañeros de ‘Sálvame’ la añoran, nadie lo pone en duda, no menciona al público. Ni una línea dedica a la audiencia que tarde tras tarde la veía divagar por el plató más versátil de Telecinco. No lo hace porque no es tonta. Raquel es consciente de que nunca interesó demasiado al respetable. Bollo Dorado se fue el pasado noviembre y nadie ha advertido su ausencia hasta que ella ha vuelto a las portadas para recordárnosla y hablarnos de su nueva vida alejada del foco, una existencia que por corriente no suscita ningún interés. Raquel ha reaparecido para promocionar su tienda y el nuevo trabajo de su hijo cantante.

Raquel Bollo en una imagen de su perfil de Instagram.
Raquel Bollo en una imagen de su perfil de Instagram.

Raquel saltó a la fama, hace ya muchos años, para narrar el calvario que vivió al lado de Chiquetete (Antonio José Cortés Pantoja), un señor que lleva tantos años sin ser noticia por su profesión de artista como lleva Raquel defendiendo a la prima de este, Isabel Pantoja. Motivo este último por el cual se ganó una silla en televisión.

Raquel Bollo en un fotomontaje realizado en Vanitatis.
Raquel Bollo en un fotomontaje realizado en Vanitatis.

En ‘A tu lado’ la sevillana se enfrentó como una leoparda a todo el que cuestionó el amor entre la reina de la copla y el exalcalde de Marbella Julián Muñoz. Se batió el cobre. Al otro lado de la presentadora Emma García tenía a las más grandes enemigas de su comadre Isabel: Maite Zaldívar y Mila Ximénez. Se ganó el pan.

En 2007, ‘A tu lado’ colgó el cartel de ‘cerrado’ y a Raquel la recolocaron en ‘Sálvame’. Siguió defendiendo a la Pantoja con uñas y dientes -que eso es lo que les jode-. Ese era su único valor, su único activo; amparar lo que la Justicia había condenado.

La tonadillera entró en prisión un frío 21 de noviembre de 2014 y la Bollo dejó de ser útil al núcleo duro de Cantora. Aislada de las informaciones que generaba la familia, la ‘fashion victim’ nada podía censurar, confirmar o matizar. Entretanto se entretuvo polemizando con la ex de su hijo, una olvidada Aguasantas, porque a Carmen Gahona nunca le hizo falta la réplica de Raquel para hacerse un ‘Deluxe’ vestida de hindú.

Raquel Bollo en una imagen de archivo. (YouTube)
Raquel Bollo en una imagen de archivo. (YouTube)

Casi dos años después la gallina de los huevos de oro salió del talego y no quiso cuentas con sus amistades mediáticas. Jaque mate. Raquel ya no guardaba un as bajo la manga para contradecir las informaciones de sus compañeros. Raquel se escondía por el plató de Las Mellis unas pocas veces y de los focos otras muchas. Raquel sin Pantoja no interesaba. El cordón umbilical que le unía a la información, al interés, a los focos sobre su persona está roto. Se fue cansada de la tele, lo que no significa que la tele no estuviese también cansada de ella. Ojalá Raquel haya hallado tanta paz en su tienda de ropa sevillana como indiferencia dejó.

'Hasta luego Mari Carmen'
'Hasta luego Mari Carmen'

Mucha tele que cortar

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios