La madrastra Isabel Preysler . Blogs de Mucha tele que cortar

La madrastra Isabel Preysler

Laura, hija del desaparecido Miguel Boyer, asegura que no mantiene ninguna relación con su hermana Ana porque Isabel se ha ocupado de ello

Foto:

Últimamente solo dedico esta columna virtual a las damas de la ‘jet set’ que, como dice la célebre Gunilla von Bismarck de ‘Muchachada nui’, interpretada por el genial Joaquín Reyes, “significa no dar ni chapa, tocarte las bolas chinas, vivir la vida de una forma plena”. Se las brindo porque se las merecen. En esta ocasión la ‘homenajeada’ es Isabel Preysler. Mal llamada ‘reina del corazón’ o ‘reina de corazones’ porque, como decía en entregas anteriores, la 'queen del papel cuché' es Carmen Martínez-Bordiú; con permiso de Carmina Ordóñez Dominguín.

La filipina anodina durante décadas se ha beneficiado del silencio de su entorno y del favor de buena parte de la prensa. Hoy, que hasta de los miembros de la familia del Rey se habla sin tapujos, están empezando a surgir voces poco favorables a Isabel. Primero fue el ecosistema de Patricia Llosa (exmujer de su pareja Mario Vargas Llosa), después el de la familia del que se convertirá en su yerno el próximo mes, Fernando Verdasco, y ahora la hija del desaparecido Miguel Boyer.

Laura Boyer culpa a Preysler de no estar invitada a la boda de su hermana de padre Ana y el tenista. En una breve entrevista en la revista ‘Lecturas’, la hija mayor del desaparecido exministro socialista acusa a la 'musa de los azulejos y de las fiestas del embajador' de la mala o nula relación entre las hermanas. “Isabel se ocupó de que Ana no nos tuviera cariño”.

Isabel Preysler junto a Ana Boyer y los hijos del ministro, Laura y Miguel Boyer. (Fotomontaje: Vanitatis)
Isabel Preysler junto a Ana Boyer y los hijos del ministro, Laura y Miguel Boyer. (Fotomontaje: Vanitatis)

"Nunca he tenido relación con ella. Su madre se preocupó desde muy pequeña de que Ana no nos tuviera cariño ni a mi hermano (Miguel) ni a mí". “Yo tengo hijos de dos matrimonios y se quieren mucho. Ese lazo es labor de la madre, pero bueno, si la madre no quiere…”. Una sorprendente declaración si tenemos en consideración que Laura, Miguel y Ana son hermanos de padre y que Ana parece mantener unas buenas relaciones con sus hermanos de madre, Chabeli, Julio José y Enrique Iglesias y Tamara Falcó. Todo puede ser.

Suena aún más chocante esta afirmación tras terminar de leer la entrevista sabiendo que Laura mantiene una buena relación con Chabeli y Enrique de la época en la que los tres vivían en Miami. ¿Hasta dónde llega la influencia de Isabel?, ¿cómo de alargada es la sombra de la Preysler?

El hijo de Laura, Hugo, tampoco está invitado al enlace pese a haber asistido, tía y sobrino, al mismo curso en el mismo colegio, el Británico de Madrid. Dice Laura que su hermana nunca ha sido simpática con el chico. ¿Será culpable de esta ‘no relación’ la siempre seria Ana? ¿El desaparecido Miguel?¿Isabel? Sea como fuere, lo que queda cristalino es que las relaciones sociales-personales-familiares de Isabel Preysler no son un jardín de rosas exentas de espinas. Isabel no es lo que nos quiere vender. La vida de Isabel no es perfecta. Isabel no es perfecta. Isabel es la antecesora de las influencers-vende-buen-rollo-mazo-followers. Eso sí.

Mucha tele que cortar

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios