Logo El Confidencial
OPINIÓN

Silvia Abril, ganadora moral de 'MasterChef Celebrity' y reina absoluta del show

La humorista no solo demostró ser una gran chef, sino que además robo el show con todas y cada una de sus intervenciones, reclamando un programa propio en televisión

Foto: Silvia Abril merecía ganar 'MasterChef Celebrity'. (EFE Raúl Caro)
Silvia Abril merecía ganar 'MasterChef Celebrity'. (EFE Raúl Caro)

'MasterChef Celebrity' coronó este martes, 21 de noviembre, a Saúl Craviotto como el ganador de la segunda edición ante 3,4 millones y un 29,7% de la audiencia, un vencedor que se ha ganado a pulso el favor del jurado gracias a su esfuerzo, tesón y precisión en las diferentes elaboraciones. Pero el corazón de los espectadores no iba con él: Silvia Abril es la vencedora moral del talent show culinario.

No ha habido hogar español que no vibrase durante su último emplatado, soñando con que su habilidad para el espectáculo, su simpatía y su innegable progresión entre fogones culminase con un triunfo que recompensase todos los grandes momentos que la carrera de Silvia en televisión nos ha dejado. Porque si en la primera edición Miguel Ángel Muñoz conquistó a todos como amigo, hijo y yerno perfecto, en esta Abril le ha relevado en este papel, elevándolo a la enésima potencia.

Silvia ha mostrando una faceta hasta ahora desconocida que le ha hecho merecedora, como la que más, del premio final

Pero 'MasterChef' es, a fin de cuentas, un programa de cocina, un aspecto que a Silvia no se le puede negar tampoco ya que ha sido una de las grandes revelaciones en cuanto a materia culinaria se refiere. Ni una expulsión en la gala cuatro pudo impedir que la humorista se alzase como una de las grandes chefs entre las celebrities de este segundo año, mostrando una faceta hasta ahora desconocida que le ha hecho merecedora, como la que más, del premio final.

Algunas voces le restan mérito para el triunfo por su condición de repescada, único arma que sus detractores pueden emplear contra ella. Pero sería este un argumento que se desmonta fácilmente, bien porque solo estuvo una semana fuera de concurso y en este programa no existe encierro sino clases (que ella además siguió tomando por su cuenta), o bien porque de ser esto un impedimento para el triunfo la mecánica carecería de sentido.

¿Para qué realizar una repesca si el concursante no regresa con la mismas condiciones que el resto de participantes? Sí, un repescado debe tener las mismas posibilidades, vuelve como concursante de pleno derecho, y si no es así que no se lleve a cabo la repesca.

Silvia Abril, segunda clasificada de 'MasterChef Celebrity 2'. (RTVE)
Silvia Abril, segunda clasificada de 'MasterChef Celebrity 2'. (RTVE)

Más que una chef, el alma del programa

Dejando a un lado sus dotes para la cocina, reconocidas dentro del programa con varias recompensas, Silvia Abril ha sido mucho más que una buena chef dentro de 'MasterChef Celebrity': ha sido el alma del programa.

Tal y como sucediera en 'Tu cara me suena 4'. Silvia robó el show desde el minuto uno, algo sumamente complicado si tenemos en cuenta que entre los concursantes se encontraban también el dúo "Las retales", compuesto por Anabel Alonso y Bibiana Fernández, o los showman José Corbacho y Edu Soto. Cada intervención de Silvia era oro, por mínima que esta fuese: sus imitaciones de la "Niña de Shrek", sus piropos al jurado, sus salidas de tono, los momentos que se tira al suelo,... etc.

Mención especial merece la aparición de Buenafuente durante la gala de familiares, todo un espectáculo que hizo que el programa ganase enteros por segundos. Dos grandes cómicos con una química envidiable regalaron a 'MasterChef' una de las mejores galas de la edición. Oro puro.

La actriz se impuso a José Corbacho en una ajustada lucha
La actriz se impuso a José Corbacho en una ajustada lucha

En definitiva, Silvia Abril ha vuelto a hacer suyo un programa, y ya van unos cuantos. 'MasterChef Celebrity' perdió la oportunidad de premiar algo más que la cocina. Porque un programa como este se construye con muchísimos más elementos, y Abril los reunía todos. Tener grandes personalidades es básico para todo espacio de televisión, y con la suya Silvia ha arrollado al resto de participantes.

Pasarán los años y pocos recordarán el paso de Craviotto por el espacio de TVE, salvo por su beso con Eva González, será para siempre "la edición de Silvia Abril", y por eso tendría que haber ganado. Ella es la nueva, y auténtica, princesa del pueblo.

Silvia Abril demanda un programa propio, y el público lo necesita. La televisión lo necesita. ¿Qué más tiene que hacer para conseguirlo?

Share o no ser

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios