rodrigo de la calle

La Torre Bistrot: la otra cara de la revolución verde

La propuesta gastro del hotel Box Art no se limita a El Invernadero. El chef Rodrigo de la Calle nos ofrece en La Torre Bistrot otra versión de su cocina verde, deliciosa y sensata

Foto: La Torre Bistrot.
La Torre Bistrot.

Cuando Rodrigo de la Calle decidió instalar su restaurante 'verde' en Collado Mediano, escogió uno de esos hotelitos de sierra, lugares que pasan desapercibidos hasta que cruzas la verja de entrada y te encuentras con un entorno silencioso y tranquilo, con agradables jardines, viejos árboles y, a veces, piscinas de las que solo se usan durante dos meses escasos por las frescas temperaturas de la sierra de Guadarrama. En el caso de La Torre Box Art hay que dejar a un lado el espectacular entorno de El Invernadero, cruzar el pequeño jardín, subir por las clásicas escaleras de este tipo de hotelitos serranos y llegar a la recepción del hotel para empezar a darse cuenta de que aquí hay algo diferente; una decoración moderna con espacios abiertos y cuadros apoyados en el suelo, que se mantiene al pasar al pequeño comedor con capacidad para 15 comensales, todo esto atendido por un grupo de gente joven a los que se nota que no son profesionales de hostelería, pero que te hacen sentir en tu casa con una amabilidad que me gustaría encontrar en muchos sitios de campanillas.

La Torre Bistrot.
La Torre Bistrot.

La segunda sorpresa la encuentra uno al mirar la carta con un apartado de verduras y otro de arroces que no es habitual hallar por esta zona, pero la sorpresa desaparece al darse cuenta de que la cocina de La Torre Bistrot está gestionada por el mismo equipo que la de El Invernadero. Y es importante remarcar que hablamos del equipo de El Invernadero; Rodrigo de la Calle, acompañado por Aitor González, ha conseguido juntar un grupo de gente joven con un núcleo estable y con la aportación de cocineros de distintos lugares del mundo que disfrutan trabajando juntos, y eso es algo que se nota en el ambiente.

La Torre Bistrot.
La Torre Bistrot.

Volviendo a La Torre Bistrot, nos encontramos con una carta perfectamente equilibrada (cosa que se agradece cada vez más) en la que es difícil no encontrar algo para satisfacer a todo el mundo: entradas, verduras, arroces, carnes y pescados componen una oferta en la que, sin ser muy larga, no se echa nada en falta. Empezamos con unos entrantes que van desde unas impecables croquetas hasta unos originales y muy recomendables sticks de pollo al curry pasando por un tomate trinchado con un bonito del norte espectacular; a continuación, el apartado de verduras que, por sí solo, ya justificaría la visita: platos sencillos como el salmorejo o un gazpacho con fresas, una sencilla ensalada de lechugas con un aliño de sésamo que las acompaña perfectamente o un pisto con huevos fritos se complementan con preparaciones más elaboradas, como unas berenjenas asadas con puré de patata o unas empanadillas vegetales con chipotle.

A continuación, un apartado que, si como yo, son arroceros, no pueden dejar de probar; en la carta encontrarán cuatro arroces con preparaciones sencillas (que se suelen complementar con un arroz del día) y uno no puede dejar de alegrarse de que, por fin, se haya recuperado un plato en el que Rodrigo de la Calle siempre ha sido un maestro y que igualmente borda Aitor González. El último día, un arroz con verduras y otro con pollo nos permitieron comprobar que se mantiene el altísimo nivel que siempre han tenido estos dos cocineros; detalles como los trozos de verdura que acompañan al arroz (con el tamaño y el punto preciso) juntando los sabores, pero sin mezclarlos, o el pollo pasado por el josper coronando el plato son un buen ejemplo del nivel de detalle de esta cocina.

La Torre Bistrot.
La Torre Bistrot.

Finalmente, en el último apartado encontrarán carnes y pescados con un producto de primera (la ternera de Guadarrama es digna competidora de muchas razas que ahora están de moda) y preparaciones sencillas, pero siempre con el sello de la casa: puntos perfectos y salsas y acompañamientos muy bien pensados y perfectamente ejecutados.

Si no quieren complicarse la vida, en el restaurante ofrecen un menú verde compuesto por cuatro platos de verdura, un arroz y un postre que es una magnífica alternativa para probar las preparaciones más representativas de esta casa

Buenos postres y una carta de vinos que podía ampliarse un poco más completan una oferta difícil de batir en la zona de la sierra … y más allá.

Si a todo esto le juntan la posibilidad de comer o cenar en el jardín (si el tiempo lo permite), o el disfrutar de una sobremesa en la terraza del hotel, la visita a La Torre Bistrot se convierte en algo totalmente recomendable.

La Torre Bistró - La Torre Box Art Hotel
Paseo de Rosales, 48 Collado Mediano, Madrid. Tel. 672 185 197/ 91 855 8558

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Los Gastrogatos

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios